Jimmy Kimmel: risas, sarcasmo y política en su regreso a los Óscar

El cómico volverá a presentar la gala de los premios Óscar, los cuales estarán marcados por el movimiento #MeToo .
Enlace copiado
Talento. Gracias a su talento en la improvisación y buen desempeño en la gala pasada, Jimmy Kimmel volverá a presentar los premios Óscar en la edición 90. Foto de LA PRENSA/Ap

Talento. Gracias a su talento en la improvisación y buen desempeño en la gala pasada, Jimmy Kimmel volverá a presentar los premios Óscar en la edición 90. Foto de LA PRENSA/Ap

Enlace copiado

El comediante Jimmy Kimmel vuelve recargado a la gala número 90 de los Premios Óscar. Tras la equivocación de la academia el año pasado con la estatuilla a la mejor película, el humorista estadounidense intentará borrar lo sucedido en una ceremonia que seguro estará marcada por los movimientos #MeToo y #NeverAgain.

Más de 14 años de experiencia en vivo con el show que lleva su nombre son suficientes para saber que Kimmel lo logrará. Su versatilidad y buen sentido del humor serán claves para borrar por completo el momento en el que el actor Warren Beatty anunció a “La La Land” como ganadora, siendo en realidad “Moonlight”.

La equivocación no fue de Beatty, sino de la Academia, por eso de inmediato entró Kimmel a intentar arreglar el incómodo momento que pareció un déjà vu de lo ocurrido dos años antes en la gala de Miss Universo, cuando coronaron por equivocación a la representante de Colombia.

“En lo personal culpo a Steve Harvey (presentador del Miss Universo) por esto”, bromeó Kimmel en medio de la confusión que lo rodeaba. Esa genialidad para improvisar y reírse de sí mismo ha hecho de él uno de los personajes con más reputación en el mundo del entretenimiento.

Kimmel ha logrado mantenerse durante una decena de temporadas con su programa “Jimmy Kimmel Live”, de la cadena ABC, cuenta con 11.1 millones de seguidores en Twitter y ha presentado en dos ocasiones (2012 y 2016) los premios Emmy a lo mejor de la televisión estadounidense.

Kimmel, de 50 años, comenzó su carrera en 1989 y desde ese entonces no ha parado.

Tal vez lo más destacable de Kimmel es la sinceridad con la que ha manejado momentos difíciles de su vida frente a las cámaras, en las que se muestra como un hombre común que en ocasiones no puede contener las lágrimas.

En mayo pasado, lloró al revelar que su hijo recién nacido, William, había sido diagnosticado con una enfermedad cardiaca y debió ser operado a las pocas horas de haber llegado al mundo, a la vez que criticó al presidnete Donald Trump.

Sin duda, tiene mucha capacidad de reinventarse y generar empatía en la audiencia, es toda una estrella.

Premios
El comediante estadounidense cuenta con una estrella en el paseo de la fama de Hollywood y cinco premios de televisión. Su talento conduciendo el programa que lleva su nombre lo han convertido en un comediante aclamado.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter