Lo más visto

Katy Perry vuelve hoy con “Prism”

Talvez el rugido no llegue tan lejos como “Teenage Dream”, pero “Prism” es un disco de pop sólido.
Enlace copiado
El álbum se abre  con el selvático y vitalista “Roar”, que se dio a conocer en medio de una polémica por supuesto plagio con el tema “Brave” de su “amiga” Sara Bareilles

El álbum se abre con el selvático y vitalista “Roar”, que se dio a conocer en medio de una polémica por supuesto plagio con el tema “Brave” de su “amiga” Sara Bareilles

Katy Perry vuelve hoy con “Prism”

Katy Perry vuelve hoy con “Prism”

Enlace copiado
En el circo romano del ámbito pop, muchos son los que se prestan a combatir y pocos los que libran un segundo asalto. De vuelta de su viaje por Suecia para un tercer embate, Katy Perry se presenta como la tigresa de la arena con un potente rugido, “Prism”, que se publica hoy.

La singular diva estadounidense acaba de liberar en su web oficial el audio completo de su tercer disco de estudio (el cuarto, si se tiene en cuenta el que publicó en 2001 como Kate Hudson), y de su escucha se derivan tan buenas premisas como de su primer single, “Roar” (rugido, en inglés), octavo número 1 en su país.

Y es que su cuenta previa de victorias es sólida con solo dos álbumes, “One of The Boys” (2008) y “Teenage Dream” (2010), el cual le proporcionó hasta cinco números 1 en la lista de sencillos de EUA, hazaña que previamente solo había logrado el “Bad” de Michael Jackson.

Aunque Perry quemó las pelucas de colores y se desembarazó de su imagen de “pin-up” en los videos de calentamiento previos al lanzamiento de este disco, no se separa mucho de las pautas básicas que la encumbraron. En todo caso, quizá hay una pizca menos de su acostumbrado humor autoparódico, como se aprecia en la insípida portada, lo peor de este álbum.

El título de “Prism” proviene de la idea de proyectar en estas canciones todas sus facetas como artista, objetivo conseguido, pues en los 13 cortes (16 en la versión “deluxe”) se halla de vuelta a la cantante emotiva, optimista, urbana y al ícono gay.

La principal novedad reside en que, seducida por la música de Robyn, Katy volvió a los brazos de la consabida y omnipresente plétora de productores suecos, entre ellos, Klas Ahlund.

Tags:

  • katy perry
  • prism
  • roar
  • teenage dream

Lee también

Comentarios