Lo más visto

Kazimir Malévich: vanguardia al extremo

La primera retrospectiva del artista ruso Kazimir Malévich en América Latina permitirá acercarse a una obra que une experimentación formal e inquietud por lo trascendente.
Enlace copiado
Kazimir Malévich:  vanguardia al extremo

Kazimir Malévich: vanguardia al extremo

Kazimir Malévich:  vanguardia al extremo

Kazimir Malévich: vanguardia al extremo

Kazimir Malévich:  vanguardia al extremo

Kazimir Malévich: vanguardia al extremo

Enlace copiado
Muy citado y poco comprendido, Kazimir Malévich fue el creador y líder del suprematismo ruso y ejerció una enorme influencia entre quienes creen que el arte es un instrumento de crecimiento espiritual, y también entre los minimalistas y conceptuales que buscaron alcanzar el grado cero de la creación.

Desde ayer Fundación Proa presenta su primera retrospectiva en América Latina.

Abstracción contra realismo

Nació en 1878, en Kiev, en el seno de una familia de polacos emigrados. Estudió en una escuela de agricultura y a los 26 años se mudó a Moscú para estudiar arte. Después de experimentar lenguajes como el cubismo, el futurismo o el neoprimitivismo llegó a la conclusión de que “reproducir los objetos y los reducidos lugares de la naturaleza es lo mismo que cuando un ladrón está entusiasmado con sus grilletes”.

En 1915 editó dos libros que funcionaron como manifiestos del suprematismo: “Del cubismo y el futurismo al suprematismo” y “El mundo no objetivo”.

Recibió con beneplácito la revolución rusa de 1917, pero los problemas para el genio de la abstracción comenzaron cuando Lenin pidió a los artistas que se orientaran hacia un arte realista que glorificara a los obreros, los campesinos y los héroes de la revolución. Con Stalin la situación empeoró.

Malévich no tuvo otra opción que volver a la figuración. Sus obras quedaron encerradas en los depósitos de museos soviéticos. Murió de cáncer en 1935, a los 57 años.

Pura sensibilidad

“Por suprematismo entiendo la supremacía de la sensibilidad pura en las artes figurativas”, afirmó en sus escritos.

El suprematismo plantea una “gramática básica”: los cuadros suprematistas se construyen a partir de figuras geométricas y una paleta reducida a blanco, negro, azul, amarillo, rojo y al verde.

Tags:

  • kazimir malavich
  • pintor
  • suprematismo
  • figura
  • geometrica
  • color
  • cuadros
  • vanguardia

Lee también

Comentarios