Kendrick Lamar, un héroe musical

El rapero Kendrick Lamar consiguió sacudir al público con su contundente mensaje en la noche de los premios Grammy 2016. Para la crítica y el público, Lamar ya es un héroe de la música popular.
Enlace copiado
Enlace copiado
Era mucho esperar que Kendrick Lamar se llevara los premios en las 11 nominaciones a las que aspiraba, pero pese a que solamente alzó cinco y no en las principales categorías, puede decirse que el rapero fue el campeón secreto de la noche de los Grammy.

En la gala de Los Ángeles, que se planifica segundo a segundo y es de importancia clave para la industria de la música, Lamar consiguió sacudir al público con un show apasionado y de fuerte carga política. En medio de una ceremonia acostumbrada a los mensajes complacientes, el artista afroamericano irrumpió en el escenario con humaredas y jazz psicodélico con su tema “The Blacker The Berry”. Subió encadenado al escenario como un preso para después soltarse y ponerse a bailar junto con sus bailarines como si se vieran trasladados a sus raíces africanas, acompañados de un intenso ritmo de tambores.

Al final su figura quedó inmóvil delante de un mapa de África en el que se leía Compton (su ciudad natal en California). El espectáculo, que recordó al movimiento por los derechos civiles, comenzó en una cárcel para pasar a la canción “Alright” y a otro escenario con una gran fogata africana y una serie de imágenes de gran impacto visual.

“Te quiero, Kendrick, eres increíble!”, le gritó Adele al rapero cuando estaba siendo ovacionada de pie tras cantar su hit “All I Ask” en medio de numerosos problemas de sonido pero con una voz cristalina.

“Kendrick Lamar tendría que hacer el show completo el año que viene”, comentó el New York Times. Pero toda la energía que Lamar puso sobre el escenario en el Staples Center estuvo ausente a la hora de entregarle los premios. Se llevó cinco gramófonos, entre ellos el de mejor álbum de rap, pero ninguno en las categorías “reina” de álbum, canción o grabación del año.

Pese a las nominaciones que presagiaban un cambio, una vez más no fue el año del rap, sino de la música más comercial. Lo que no quiere decir que Ed Sheeran no se mereciera el premio a la mejor canción por “Thinking Out Loud” o Mark Ronson y Bruno Mars la de mejor grabación por “Uptown Funk”.

Tags:

  • kendrick lamar. musica
  • premio
  • grammy
  • hip hop
  • rap
  • fama
  • cantante

Lee también

Comentarios

Newsletter