Lo más visto

Más de Farándula

Khloé Kardashian: “No me quieren por grande”

Aunque parezca difícil de creer para muchos por el simple hecho de llevar el apellido Kardashian, Khloé afirma que la industria de la moda le hacía el feo por ser “grande”. El País Internacional
Enlace copiado
Khloé Kardashian: “No me quieren por grande”

Khloé Kardashian: “No me quieren por grande”

Khloé Kardashian: “No me quieren por grande”

Khloé Kardashian: “No me quieren por grande”

Enlace copiado
Khloé Kardashian ha reconocido en una entrevista para la edición estadounidense de la revista Harper's Bazaar que, aunque algunos estilistas y diseñadores son amables con ella y nunca le dicen que no hay ropa de su talla, otros directamente no quieren trabajar con esta estrella de los “reality shows”. “Creen que soy demasiado grande”, relató.

Durante los últimos meses, Khloé, de 31 años, ha perdido casi 40 libras y muchos de esos estilistas que le despreciaban ahora le ofrecen ropa y complementos para las decenas de eventos a los que acude. Pero Kardashian tiene un mensaje para ellos: “‘Váyanse a la m**rd*’. No voy a premiar su mal comportamiento”.
Ahora que está más delgada gracias a la ayuda de su entrenador personal, Gunnar Peterson, la televisiva estrella aseguró que la industria de la moda, y la gente en general, le está prestando más atención. “Incluso en las sesiones de fotografía nunca tenía opciones de vestuario. La atención siempre ha sido para Kourtney y Kim [dos de sus hermanas], yo suponía demasiado trabajo para los estilistas y nunca tenían nada de mi talla. ¡Pero es que ni si quiera era tan grande!”, contó a la revista de moda.
Las fotografías que acompañan al reportaje de Kardashian no dejan lugar a dudas: está en forma y luce un cuerpo más esbelto, aunque muchos aseguran que ha sido ayudada por una que otra cirugía estética. Ella misma reconoce que para llegar hasta ese punto ha pasado por momentos muy duros; sin embargo, cree que el público la ve como la más real de sus hermanas –Kim, Kourtney, Kendall y Kylie–. “Soy la primera en reconocer que he hecho algo mal o que podría haberlo hecho mejor”, explicó.

En octubre de 2015, el exmarido de Khloé Lamar Odom fue encontrado sin conocimiento en un burdel tras haber ingerido una sobredosis de drogas. Fueron unos momentos difíciles para la celebridad –y aún lo son– que incluso llegó a cancelar el proceso de divorcio con el jugador de baloncesto. Sin embargo, Kardashian consiguió reponerse y dejar atrás esa relación que define como tóxica.
Con más de 50 millones de seguidores en Instagram, 20 millones en Twitter y 18 millones en Facebook, Khloé se ha convertido en un auténtico movimiento. El secreto de su éxito tal vez sea distanciarse y ser diferente al resto del clan Kardashian.

Lee también

Comentarios