Lo más visto

Más de Farándula

King Flyp: “Estuve en cuatro cárceles de EUA antes de ser deportado”

Los coyotes le cobraron $12,000 por llevarlo a él, a su esposa y su hija a tierra estadounidense. El reguetonero salvadoreño vendió todas sus pertenencias para poder partir en busca de su sueño musical y una vida mejor para su familia.
Enlace copiado
King Flyp: “Estuve en cuatro cárceles de EUA antes de ser deportado”

King Flyp: “Estuve en cuatro cárceles de EUA antes de ser deportado”

Enlace copiado
Marvin Ulises Martínez León, mejor conocido como King Flyp, quiso buscar mejores oportunidades en el mundo de la música en los Estados Unidos, país en donde, según él, tiene mucho apoyo. En septiembre del año pasado, solicitó la visa para viajar a suelo estadounidense, pero le fue negada, así que decidió emprender el viaje ilegalmente y fue deportado el pasado 7 de abril, según confirmó a LA PRENSA GRÁFICA. Lo que ocurrió esos meses, entre el primer momento y el último, no fue fácil.

El intérprete de “Abandonado” explicó que emprendió su viaje el 27 de noviembre de 2016 y se tardó 15 días en llegar a México. Iba acompañado de su esposa y de su hija, pero los separaron en el Distrito Federal, donde ellas buscaron ayuda y consiguieron llegar a EUA. Ellas no fueron deportadas porque el padre de su esposa es ciudadano estadounidense, lo que les ha permitido iniciar un trámite de residencia, señaló.


Mientras, él fue trasladado a Tijuana, porque le habían prometido que "lo cruzarían por la línea". "Ese era el trato, me dijeron mentiras (los coyotes)", dijo. Él, un amigo y un menor de edad se vieron obligados a brincar el muro fronterizo sin ayuda de los traficantes de personas.

Cuando empezaron a caminar, una patrulla policial los divisó y encendió sus sirenas. Ellos intentaron correr, pero de igual forma los alcanzaron.

Ya en manos de las autoridades, estuvo "tres días en la hielera (un cuarto frío)", según narró. Posteriormente, fue llevado a una prisión de San Diego, luego a una de Arizona, en donde estuvo 20 días; después lo trasladaron en avión y encadenado a Charleston, en Carolina del Sur, en donde estuvo preso por un mes, y finalmente fue llevado a la prisión de Atlanta, Georgia, en la cual pasó dos meses más.

"Algunos agentes de migración eran bien racistas; cuando íbamos a comer nos decían "chao chao", burlándose. Cuando nos iban a trasladar en buses, las unidades nos esperaban como si fuéramos criminales", detalló.

El reguetonero vendió su casa, su juego de sala, refrigeradora y todas sus pertenencias para poder pagar los $12,000 que los coyotes le exigieron. De vuelta en El Salvador, se ha visto en la necesidad de acudir a sus hermanos, con quienes ahora reside en Morazán. "Me he quedado en la calle", lamentó.

En el Aeropuerto Internacional Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador, fue recibido por un amigo y asegura que las autoridades estadounidenses solo lo castigaron con cinco años sin poder volver a ese país.

"Yo me iba para cumplir mis sueños, por amor a la música", lamentó, vía telefónica, a este periódico.

Tags:

  • King Flyp
  • EUA
  • deportación

Lee también

Comentarios