Lo más visto

Más de Farándula

La nueva pócima de Mägo

El viernes por la noche Mägo de Oz se presentó por tercera ocasión en El Salvador. Con nuevo vocalista, el grupo español demostró que no ha perdido su magia.
Enlace copiado
Enlace copiado
El público coreó su nombre: “Mägo, Mägo, Mägo…” Faltaban 15 minutos para las 10 de la noche del viernes. Mägo de Oz se preparaba para salir al escenario del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

Cinco minutos después Txus, fundador y baterista de la banda, apareció. Solo, las luces lo enfocaron. Entre la euforia del público, Txus desplegó la bandera de El Salvador para la sorpresa de todos los asistentes. Tras esto, pidió aplausos. Y eso fue lo que recibió.

Entonces, Mägo de Oz comenzó su concierto. Tras escucharse “A marcha das meigas” tocaron “El libro de las sombras” de su más reciente disco, “Hechizos, pócimas y brujería”. Luego el grupo español, con casi 25 años de trayectoria, interpretó “Maritormes”.

Tras finalizar este tema Javi “Zeta” Domínguez, nuevo vocalista de la banda tras la salida de José Andrëa, ofreció sus primeras palabras al público. “¡Qué buena bienvenida!”, dijo ante los gritos. “Volvió Mägo, por fin”, agregó. Más gritos del público.

Esa noche los integrantes de Mägo de Oz tenían que demostrar que, a pesar del tiempo y los cambios que habían tenido, no habían perdido su magia con su folk metal. Domínguez lo sabía. “No importa qué tan antiguos sean algunos…”, dijo para luego cantar “H2Oz”: “…Seguiremos luchando, nadie nos podrá parar”.

Tras terminar este tema el grupo tocó una de sus canciones más conocidas y emblemáticas. Con “Molinos de viento” el mosh no se hizo esperar: saltos y choques de cuerpo al ritmo de la música. Así liberaba su energía el público y reconocían el talento de los españoles.

La noche continuó con temas como “Sácale brillo a una pena”, “Satanael”, “La danza del fuego”, “Hasta que el cuerpo aguante” y “Celtian”. Fue en este entonces que Josema, flautista de la banda, demostró sus habilidades con instrumentos de viento, además de divertir al público con sus ocurrencias: apareció primero con un flotador de pato. También estuvo en el escenario con un globo y una regadera de jardín.

Tras este momento, siguió “Hasta que tu muerte nos separe”, “Quiero morir en ti” y “El que quiera entender que entienda”. Tras finalizar esta canción, las luces se apagaron un instante. El reloj marcaba ya las 10:58 de la noche y el público coreó otra vez: “El Salvador, El Salvador…”.

Era hora de otra sorpresa. Patricia Tapia, segunda voz, apareció encapuchada para mostrar su calidad vocal con la canción “Brujas”, también de su nuevo disco. Asimismo, interpretaron la canción homónima “Hechizos, pócimas y brujería”. Tras esto, Mägo de Oz se despidió por primera vez de los asistentes, quienes corearon su nombre hasta que regresaron para interpretar “Finisterra”, que dura 15 minutos. A pesar de que disfrutaron el tema, también hubo quien afirmó que al vocalista se le olvidó parte de la canción.

“Nos vemos”, dijo Domínguez a las 11:30 de la noche. Pero el público quería más. Entonces por segunda vez en la noche los españoles regresaron y tocaron tres canciones más: “La costa del silencio”, “Xanandra” y “Fiesta pagana”.

Tags:

  • Mago de Oz
  • CIFCO
  • Txus
  • Sacale brillo a una pena
  • Satanael
  • La Danza del Fuego

Lee también

Comentarios