Lo más visto

La solidaridad de Kombi-Dar

Kombi-Dar es un proyecto que busca compartir desayunos con las personas más necesitadas del país.
Enlace copiado
La solidaridad de Kombi-Dar

La solidaridad de Kombi-Dar

Enlace copiado

El hambre tiene infinitos rostros, no solo es la persona que está abandonada en la calle. Se encuentran todos los días en puntos comunes de la capital y en todo el país. Específicamente en los municipios en situación de desnutrición crónica, relató Alba Meléndez, coordinadora de comunicaciones de Kombi-Dar.

Para darle un giro a esa realidad se fundó Kombi-Dar, un proyecto creado en diciembre de 2016 por seis jóvenes salvadoreños: Liliane Reyes, Andrés Rivera, Kevin Rivera, Jorge Navarro y Alba Meléndez; jóvenes que entre su tiempo de estudio y trabajo, dedican el fin de semana para repartir desayunos y convivir con las personas más necesitadas en distintos puntos de la capital y en Santa Tecla.

“El hambre puede estar en la persona que gana un salario mínimo, pero a veces es un sueldo que se restringe por tantas responsabilidades. ¿Cuánto le queda a una persona para comprar tres tiempos de comida, con un promedio de $2.50 cada uno?”, reflexionó.

El corazón de Kombi-Dar son sus donadores y voluntarios, para estos jóvenes todo es bienvenido, desde $1, una libra de frijoles o el deseo de repartir.

Para ellos también es importante que más jóvenes se atrevan a cambiar la realidad del país.

“Rompan con todo lo establecido, la gente dice que los milenials solo piensan en sí mismos; pero yo les diría que descubran en qué son buenos, y a partir de sus propias fortalezas, vean de qué manera pueden ayudar”, reiteró Meléndez.

Lee también

Comentarios