Lo más visto

Más de Farándula

La violencia no es el camino”

Aunque Freida Pinto no se considera un modelo a seguir, la actriz de 30 años entiende la gran responsabilidad que conlleva ser una figura pública, sobre todo en Hollywood. Por eso aborda cada uno de sus papeles como un potencial catalizador de cambio.
Enlace copiado
La violencia no es el camino”

La violencia no es el camino”

La violencia no es el camino”

La violencia no es el camino”

La violencia no es el camino”

La violencia no es el camino”

Enlace copiado
Como un catalizador de cambio afrontó Freida Pinto su trabajo en la cinta “Desert Dancer”. “Una de las razones por las que hago una película como ‘Desert Dancer’ es que espero que dé inicio a una conversación global”, dijo Pinto. El filme se basa en la historia del bailarín iraní Afshin Ghaffarian, quien arriesgó su vida para formar una compañía de danza clandestina. Con el tiempo buscó asilo político en Francia.

A Pinto le cuesta creer que la gente pueda ser castigada por hacer arte, pero no se sorprende del todo.

“Tampoco pensaba que seis chicos podrían ser arrestados por hacer un video musical con ‘Happy’ de Pharrell”, dijo Pinto en referencia a un incidente ocurrido el año pasado en Irán. En “Desert Dancer” Pinto interpreta a una bailarina que escapa de la opresión fumando heroína. Ghaffarian ha dicho en sus memorias que el uso de heroína es promovido extraoficialmente por el régimen iraní para mantener a los estudiantes dóciles.

Recientemente, Pinto conversó con The Associated Press sobre la cinta, el tipo de papeles que son importantes para ella y su apoyo al documental vetado sobre violación “India's Daughter”, sobre la brutal violación en grupo de Jyoti Singh. A continuación extractos de la entrevista.

Bailar es algo que damos por hecho, pero en Irán hacerlo puede resultar en golpizas y encarcelamiento. ¿Te sorprendió este filme?

La relevancia de hacer este filme, de lo que está pasando hoy, es algo que yo no me esperaba. ... Creo que lo que me llevé de la cinta es una inmensa gratitud por el hecho de que yo no tengo que pasar por eso todos los días. No tengo que pensar dos veces antes de decidir hacer cualquier tipo de movimiento, o sobre la ropa que decido usar.

¿Cuánto tuviste que bailar para que se viera tan natural?

Fue mucho entrenamiento, mucho trabajo arduo y muchos moretones. Todo fue importante y esencial para llevarme a un nivel en el que de hecho me sintiera cómoda para estar frente a las cámaras.

Los personajes que interpretas siempre parecen luchar contra alguna forma de opresión.

Creo que la protesta es parte de la vida de todos. Ya sea a un nivel político, social o económico. El hecho de que las mujeres en nuestra industria estén luchando por un salario equitativo es también una forma de protesta. Siento que es muy representativo de querer pasar al próximo nivel. Y para hacer eso, uno tiene que hacerle frente a algo.

¿Esta vez interpretas a una iraní?

Cada vez que elijo un personaje que no es de mi etnicidad, que como todos saben es india, probablemente esperan que haga de la india, pero no quiero hacer eso. Porque cuando me levanto por las mañanas la primera palabra que me viene a la cabeza no es india. Siento que soy una chica, una mujer que pertenece a este mundo, y si físicamente puedo encajar en distintos personajes, quiero interpretarlos todos.

Cambiando de tema, recientemente participaste en una discusión sobre el documental “India's Daughter”, que fue prohibido en India. ¿Qué piensas al respecto?

La respuesta negativa de hecho benefició la campaña de mercadeo del filme. No sabíamos que iban a prohibir esta película. Así como nos entristeció, hizo que más gente la viera.

¿Crees que la cinta cumplió su cometido?

Creo que lo que hizo fue dar inicio a una conversación... Este ya no es solo un problema de India, este es un problema global, un fenómeno mundial... Eso es realmente de lo que queremos empezar a hablar, y tomar pasos positivos para trabajar hacia la acción. Así que de verdad espero que “India's Daughter” pueda ser esa herramienta que no permita que la muerte de Jyoti se olvide.

El mes pasado, la frustración llevó a una multitud en India a irrumpir en una prisión y linchar a un sospechoso de violación.

El linchamiento fue, en mi opinión, muy triste, porque eso no es lo que la película trataba de hacer... Hay tanto por hacer y hay tantos grupos y organizaciones increíbles que se están juntando para hacerlo. Así que encuentren la forma adecuada de hacerlo y háganlo de la manera más civilizada posible. En este sentido, sueno muy Gandhi, pero la violencia no es el camino.

Tags:

  • desert dancer
  • freida pinto
  • india's daughter
  • inda
  • happy' de pharrell

Lee también

Comentarios