Lo más visto

Más de Farándula

Los Ángeles Azules y su cumbia vuelven a sus raíces

¡De Iztapalapa para el mundo!”: con este lema, que repite en sus shows, la banda de Los Ángeles Azules regresó con su colorida cumbia.
Enlace copiado
Los Ángeles Azules y su cumbia vuelven a sus raíces

Los Ángeles Azules y su cumbia vuelven a sus raíces

Enlace copiado

Los Ángeles Azules, originarios del barrio de San Lucas (Iztapalapa, Ciudad de México), se convirtieron en abril en la primera banda de música popular mexicana en actuar en el festival de Coachella, en Indio, California, uno de los más importantes de Estados Unidos. Compartiendo cartel con artistas internacionales de la talla de Beyoncé o Eminem, brillaron en un show que hizo bailar al público estadounidense.

Aunque acaban de estrenar un nuevo álbum de versiones pop llamado “Esto sí es cumbia”, Los Ángeles Azules optaron por centrar su primer show en territorio mexicano en sus grandes éxitos, esos que el público mexicano conoce a la perfección. Únicamente decidieron incluir como novedad “Nunca es suficiente”, un tema que aparece en el nuevo disco cantado por Natalia Lafourcade y que se ha convertido en todo un éxito.

Presencia inconfundible

Los hombres de la banda iban vestidos de azul, y las mujeres, ataviadas con largas faldas plateadas. Una coreografía de pasos perfectamente coordinados acompañó a un show con focos de todos los colores y grandes pantallas.

En la primera parte del concierto sonaron temas clásicos de la banda, como “Cumbia pa’ gozar”, “Mi único amor” o la versión “Toma que toma”. Al grito de “¡Viva México!”, la banda cumbiera animó a un público mayoritariamente de mediana y de avanzada edad y que parecía haber seguido al grupo durante años.

Era difícil resistirse a los encantos de Los Ángeles Azules, que tenían un sencillo objetivo: que todo el Palacio de los Deportes se divirtiera bailando con sus canciones.

En la segunda parte del show hubo varias sorpresas. Una enorme orquesta subió al escenario y convirtió la música de Los Ángeles Azules en lo que ellos llaman “cumbia sinfónica”.

A las decenas de músicos que llenaban el escenario se unió entonces la artista mexicana María José, recibida con gritos y aplausos, que cantó junto a la banda “El listón de tu pelo”.

La banda había anunciado que habría artistas sorpresas, pero no había desvelado los nombres. En el escenario apareció también Yahir, famoso por el reality show “La academia”, quien interpretó el tema de “Entrega de amor” y fue acogido por el público con gran entusiasmo.

Entre los 27 temas que ofreció la banda en un espectáculo de dos horas, destacaron las famosas canciones “Cómo te voy a olvidar”, “Mi niña mujer” o “Amigos nada más”. Cuando sonaron, el público de las gradas se puso de pie y el Palacio de los Deportes se convirtió en una masiva pista de baile a la que se habían unido parejas jóvenes, mayores e incluso niños.

El broche de oro lo puso la canción “17 años“, tema estrella de Los Ángeles Azules que acompañó con guitarra eléctrica y voz el cantante Jay de la Cueva, vocalista de la banda Moderatto. El artista pidió al público que prendieran sus teléfonos móviles y todo el recinto se llenó de luces blancas para despedir a una de las bandas más populares de México.

Los Ángeles Azules, que pasaron por Costa Rica en mayo, actuarán en Chihuahua el 17 de junio y después partirán de nuevo rumbo a Estados Unidos, donde actuarán el 21 y el 22 de septiembre en Las Vegas y Los Ángeles, respectivamente.

Presentarán así su nuevo disco, que cuenta con colaboraciones como las de los españoles Ana Torroja (“Me cuesta tanto olvidarte”) y Miguel Bosé (“Morir de amor”), el mexicano Pepe Aguilar (“Ni contigo ni sin ti”) o el argentino Fito Páez (“El amor después del amor”).

Lee también

Comentarios