Lo más visto

Los bienes culturales no se conservan solos”

El director nacional de Patrimonio Cultural de SECULTURA, Gustavo Milán, explica la vulnerabilidad y las circunstancias en que se encontraba la iglesia de San Esteban previo al incendio que la consumió totalmente el lunes pasado.
Enlace copiado
Los bienes culturales no se conservan solos”

Los bienes culturales no se conservan solos”

Enlace copiado
U n fallo en el sistema eléctrico fue el que dio origen al fuego que consumió el pasado lunes la iglesia de San Esteban. El templo de aproximadamente 130 años de antigüedad es ahora solo escombros. Sin embargo, muchos esperan que este acontecimiento sirva como un catalizador de procesos positivos para salvaguardar los bienes culturales. Una de esas personas es el director nacional de Patrimonio Cultural, Gustavo Milán, quien reflexionó sobre las circunstancias en que se encontraba el inmueble previo al incendio, “que se podía evitar”.

En su opinión, ¿qué se perdió con el incendio de la iglesia de San Esteban?

Definitivamente es una pérdida muy grande para el patrimonio cultural. Es una pérdida para las tradiciones y costumbres particularmente asociadas a la celebración de la Semana Santa.

¿Fue este suceso un claro ejemplo de la vulnerabilidad en que se encuentra el patrimonio?

Primero creo que hay que entender que el patrimonio cultural, particularmente el arquitectónico y urbano, está intrínsecamente ligado con la evolución de las ciudades. En la medida en que los centros tradicionales van siendo sujetos de procesos de abandono y deterioro, esto afecta al patrimonio.

¿Cuáles eran las circunstancias en que se encontraba la iglesia?

En el sector donde estaba la iglesia de San Esteban hay abandono, menos población, sustitución de usos de los inmuebles. Con el tiempo, se fue dando un proceso paulatino de deterioro. Eso incide. Los bienes culturales no se conservan solos.

Al conocer que fue un cortocircuito el causante del incendio, parece que se pudo evitar con solo revisar el sistema eléctrico. ¿Por qué no se había hecho?

Con cierta frecuencia encontramos inmuebles que caen abatidos por llamas o por otros avatares: lluvias, terremotos. Esto pasa por la falta de mantenimiento. Hay que entender que el patrimonio es como la casa que habitamos: si no le damos mantenimiento, el deterioro avanza.

Y en este caso, ¿quién tuvo que ser el encargado de brindar ese mantenimiento?

El patrimonio nos identifica a todos y todos somos corresponsables de velar por este, pero naturalmente el patrimonio arquitectónico tiene propietarios. En este caso, la Iglesia es propietaria de las iglesias.

¿Y el rol del Gobierno?

El rol del Gobierno es acompañar, asesorar e invertir cuando se puede. No podemos pensar que el Gobierno es el responsable de todo. El patrimonio nos representa a todos y somos responsables.

¿Cómo cambia el trabajo que venía realizando SECULTURA en el tema de patrimonio cultural tras este incendio?

Esta situación nos ha impulsado a buscar un acuerdo con el Cuerpo de Bomberos para hacer revisiones en inmuebles relevantes, no solo iglesias. Promover de manera conjunta que la gente sepa los riesgos y cómo disminuirlos para evitar que suceda otro acontecimiento similar al de la iglesia de San Esteban.

Tags:

  • Gustavo Milan
  • iglesia San Esteban
  • incendio
  • patrimonio
  • bien
  • cultural
  • inmueble

Lee también

Comentarios