Lo más visto

Mario Sierra, el ilusionista ahuachapaneco al que la magia llevó hasta República Checa

Tenía 19 años cuando empezó en el mundo de la magia y ahora es reconocido como el ilusionista de Ahuachapán. El recién pasado domingo, viajó a República Checa para participar en un coloquio cultural. 
Enlace copiado
Mario Sierra, el ilusionista.

Mario Sierra, el ilusionista.

Conozca a Mario Sierra, el ilusionista salvadoreño que transforma la magia en sonrisas. - 00:08:17

Enlace copiado

Mario Sierra tiene 27 años de edad. Es ahuachapaneco y es ilusionista. Los dos títulos le enorgullecen, sobre todo, porque considera que pocos artistas tienen la oportunidad de sobresalir en la ciudad de Ahuachapán.

Inició en el mundo de la magia con apenas 19 años, allá por el 2009. Al principio lo veía como un pasatiempo y, a sus 20 años, recibió su primer pago por un show. Recuerda entre risas que le dieron $6 dólares por su participación en un evento y los usó para ir a comer con un amigo.

Foto de Facebook.

Ahora se dedica de lleno a esta peculiar profesión y sus shows llegan incluso a empresas de prestigio, según consta en su página web. El 22 de abril emprendió un viaje a República Checa para representar a El Salvador en un coloquio cultural junto a personas de México, Colombia, Cuba y otros países. Este es su mayor logro hasta ahora en su carrera, asegura.

 

El viaje surgió porque, por medio del apoyo de un amigo residente en aquel país, recibió una invitación de una universidad de Praga para participar en el coloquio cultural. Además tendrá cuatro shows de magia en otras instituciones de la localidad de Brno, que es donde se hospeda.

Mario dice que hace magia para regalar sonrisas. Le fascina ver la reacción de la gente y cómo todos se olvidan de sus problemas al menos por unos minutos. Por ello, su talento también lo comparte en comunidades de escasos recursos que visita constantemente.

Foto de Facebook.

Cuando estaba pequeño soñaba con ser un profesional de la universidad, una meta que también logró, ya que se graduó de licenciatura en mercadeo y negocios. Esto, además de sus estudios de magia, que los realizó en Costa Rica. Mario se dedica más casi por completo a la magia.

“Mis papás al inicio reaccionaron como todos, que piensan que el arte acá en el país cuesta, porque realmente sí cuesta. Mi mamá me decía “hijo dedicate al estudio”, pero gracias a Dios logré llevar las dos cosas al mismo tiempo”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA.

Foto de Facebook.

Su mamá al inicio no lo apoyaba, mientras que su papá desde siempre fue aficionado a la magia. Mario también tiene cerca a su abuelita que, con el paso de los años, ha perdido parcialmente la visión. Cada vez que él regresa de un show, ella le pregunta cómo le fue y, como no puede verlo, le dice “qué rico olés”. Esa frase es especial para él.

Foto de Facebook.

En 2017 participó en un show de cazatalentos y clasificó entre los 10 mejores a escala nacional. Su mayor satisfacción es, sin embargo, que siente que está dando algo bueno a El Salvador y que ha logrado derribar la creencia de que en Ahuachapán no hay buenos artistas.

Para conocer más sobre su historia y ver uno de sus trucos de magia, mira el siguiente video: 

 

Tags:

Lee también

Comentarios