Lo más visto

Más de Farándula

Marito Rivera: 50 años de carrera musical

El cincuentenario del artista salvadoreño llega con año nuevo. El "niño prodigio" de los teclados está más listo que nunca para festejar una fiesta grande que dure todo el 2020.

Enlace copiado
Enlace copiado
¡Y con furia! Marito Rivera arriba al 2020 muy feliz. Pocos cuentan cinco décadas de vida artística como él y ha llegado la hora de celebrar a lo grande.

Mario Antonio Rivera Molina, mejor conocido como Marito Rivera, llegará a los 50 años de carrera musical en este 2020.

Fue en noviembre de 1970 cuando el migueleño (nacido el 10 de marzo de 1964) se presentó en el Parque Barrios de su ciudad con la agrupación: "Marito Rivera y su órgano mágico".

Reconocido entonces como un "niño prodigio", Rivera dominaba el teclado magistralmente, un instrumento por el que se decantó en detrimento de la guitarra, que era difícil para sus manos.

Un año más tarde, ese niño tocó en el Casino Migueleño y el mismísimo presidente de la República Fidel Sánchez Hernández, junto al embajador español de turno, quedaron sorprendidos con él y se le otorgó una beca para que viajara a España a estudiar música, lo que finalmente no fue posible porque su familia no lo dejó ir.

Reconocido. En 2002 la comunidad salvadoreña en Milán le entregó una placa por su aporte a la música popular. En 2008 fue nombrado “Hijo Meritísimo de San Miguel” y en 2010, “Notable artista nacional”.

El pequeño y su grupo para entonces, ya tenían 20 canciones en su repertorio, giraban por todo el país y grabaron los sencillos: "Noches de ronda" y "El baile de la escoba". Después vendría su primer "hit": "Mamita yo no quiero un hermanito".

A los 11, Rivera tocó en el certamen de Miss Universo que se celebró en El Salvador y todo el mundo que seguía el concurso de belleza a través de la televisión, le conoció.

Talentoso. A los 5 años se decidió por el piano y su padre Mario Rivera Le puso un maestro que le enseñara; con su talento, ya a los 14 años era el director del “grupo Bravo”.

Bravo con el rock and roll

Llegó a los 12 años y sus compañeros músicos de banda, que ya estaban introducidos en el rock y pop, pidieron un cambio en el nombre de la banda y que pasara a llamarse "Grupo Bravo", sin el Marito Rivera, porque "ya era tiempo que al muchacho se le llamara Mario", recordó el cantante.

Entonces inició su segunda etapa, quizá la más desconocida del artista migueleño, en la que tocaban música de Carlos Santana, Led Zeppelin o Chicago. Este ciclo culminó a sus 19 años cuando se marchó a Fortaleza, Brasil y cursó estudios en el Conservatorio de Música.

A su regreso a El Salvador la agrupación pasó a llamarse "Marito Rivera y su Grupo Bravo" y comenzó la etapa más internacional del artista y en la que se ha mantenido vigente hasta hoy: la de los ritmos tropicales.

El Marito de la gente

Con el cabello largo, la camisa abierta a la altura del pecho y hasta cinco teclados frente a él, Marito saltó al ruedo con sus pegajosas composiciones, que sostiene, el 70% de ellas son originales y llevan arreglos hechos 100 por ciento por él.

Su éxito se ha extendido a lo largo y ancho del país, pero también afuera de las fronteras, principalmente en los Estados Unidos, país al que viaja desde febrero de 1987 sumando 110 giras ahí.

En la actualidad es un artista adaptado a la época, sigue liándola con la música tropical, pero congruente con la tecnología: Está presente en las diferentes plataformas, ya no graba discos completos; sino que lanza sencillos.

De colección. Cuando cumplio 30 años de carrera, Marito Rivera lanzó un compilatorio de gran calidad que, a través de un collage de imágenes mostraba las diferentes etapas del artista hasta entonces.

Tampoco es un engreído cuando asegura que su espectáculo se vende solo y que la gente, donde sea que vaya, le pide los éxitos de siempre: "Mentiras", "Malévola", "Mar y cielo" y otros.

En esa línea reconoce, con acierto que todo eso no fuera posible si la gente, desde que fue un niño, no le hubiera respetado y respaldado.

"Me considero un artista del pueblo, de gente humilde y de otros estratos. Donde voy me bendicen y hasta me dicen ‘no se vaya a morir’, como expresión de cariño", dice entre risas.

También asegura que todo el tiempo le regalan atole, pan hecho en oriente y otras cosas. Además, sea aquí o fuera de las fronteras, "siempre siento el mismo calor de las personas".

Por eso es que, este 2020, espera celebrar los 12 meses el 50 aniversario; llegando a todos los lugares que le sea posible.

Entre los planes están juntar a todos sus hermanos: Reynaldo, Elena, Lorena y Peter en un gran show, como fue en los inicios el proyecto familiar.

Pocos como él pueden hablar con propiedad de una carrera tan larga, en la que ha sorteado la guerra, piratería, falta de apoyo al artista nacional y la competencia de artistas internacionales.

Y pensar que por poco y en lugar de músico terminaba siendo odontólogo, pero en la etapa práctica de la carrera ya giraba por EUA y llegaba cansado al laboratorio y un maestro lo animó mejor, a seguir en la música y aquí lo tenemos. ¡Bravo!

Tags:

  • farándula
  • Marito Rivera
  • 50 aniversario
  • El Salvador
  • música salvadoreña
  • Marito Rivera y su Grupo Bravo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines