Lo más visto

Mes de masificación del dibujo

A partir del 17 de enero al 17 de febrero 24 artistas expondrán 24 grabados, con sus respectivas matrices, en el Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán. Así surge el primer Mes del Grabado.
Enlace copiado
“El Aleph”

“El Aleph”

Catalina del Cid

Catalina del Cid

Salvador Shoussy

Salvador Shoussy

Mes de masificación del dibujo

Mes de masificación del dibujo

Enlace copiado
La primera imagen se parece a la segunda. La tercera a la primera y a la segunda. Y así sucesivamente. Sin embargo, aunque similares, siempre habrá algo que diferencie a una de la otra: algunos detalles que se cambiaron a propósito o quizá un pequeño accidente impensado, por ejemplo. Eso sucede con el grabado, técnica a la cual se le decidió dedicar el primer mes del año.

Y el 17 de enero será inaugurada una muestra en el Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán (MUNA). En ella, 24 artistas, entre consagrados, emergentes e iniciados, presentarán 24 grabados y sus respectivas matrices como parte del primer Mes del Grabado.

“El grabado es la masificación del dibujo. Es decir, la idea de fondo es la del dibujo masivo. Pero a pesar de que se pueden reproducir muchas veces todas las piezas son originales”, explicó el jefe del Taller de Grabado del Centro Nacional de Artes (CENAR), Giovanni Gil.

El CENAR abrió las puertas a artistas establecidos y emergentes para trabajar con estudiantes que estaban por terminar el Taller de Grabado. Entonces, durante junio de 2012, compartieron experiencias y crearon las obras para la exposición. “Esa simbiosis y experiencia fue muy rica”, recordó Salvador Llort, uno de los artistas que fue invitado a participar en el proyecto.

Junto al grabado de Llort también habrá piezas de creadores, como Carlos Cañas, Antonio Bonilla, Álex Sánchez (“el Aleph”), Augusto Crespín, Licry Bicard, Negra Álvarez, Mariana Peraza, Marielos Imery, Catalina del Cid, entre otros.

Entre las diferentes técnicas existentes para crear grabados se eligió la calcografía con aguafuerte y aguatinta. Se trata de una técnica que se trabaja sobre metales. En esta ocasión se utilizó latón. Se crea un dibujo con una punta acerada y barniz sobre la matriz (placa) que luego se sumerge en ácido nítrico y agua. La imagen final, después de varias pruebas, servirá para crear las copias deseadas en papel. “Hablar de grabado es hablar del proceso. No se puede explicar sin hacer una obra”, expresó Gil.

Según Llort, los propósitos del primer Mes del Grabado son diferentes. Por un lado tiene la intención de “democratizar el arte”. “Los artistas queremos romper el mito de que adquirir obras de arte es imposible, inalcanzable y carísimo. La idea es democratizar la adquisición de obras de arte al ofrecer la oportunidad de poder comprar piezas asequibles”, dijo Llort. Esto porque, según sus cálculos, mientras un óleo puede rondar los $3,000, un grabado puede costar $200. “Además, las personas pueden volverse coleccionistas de estas piezas originales”, agregó.

Por otro lado, también los participantes se proponen señalar la importancia del dibujo. Para Llort, se ha perdido el concepto del dibujo, aunque este “sigue vivo”. Asimismo, consideró, secundado por Gil, que el dibujo es la base crucial de una “obra sincera”. “El grabado requiere dibujo y necesita algo sumamente importante: la creatividad”, afirmó Llort.

Antes del mes

Aunque esta es la primera ocasión en que se realizará el Mes del Grabado, la idea de fondo no es nueva, de acuerdo con Gil. “No es un proyecto nuevo. Empezamos hace mucho tiempo cuando el discurso del grabado no existía o era mínimo”, explicó. Entonces, en 2001, se comenzaron a desarrollar actividades en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué.

En un principio, las exposiciones de carácter internacional para que los artistas nacionales observaran cómo se estaba trabajando el grabado en otros países. Pero, poco a poco, se fue maximizando la presencia de salvadoreños en los dos tipos de muestras que se hacían: una tradicional y otra más experimental.

Pero entonces, explicó Gil, quien también es un artista plástico-visual, se encontraron con un problema: “los participantes no pasaban de lo mismo. No tenían las condiciones ni sabían más sobre el grabado”, expresó Gil. Tras notar esta dificultad se optó por no continuar con esos salones. Pero este año se relanza con una nueva dinámica entre talleristas y artistas.

Tags:

  • grabado
  • mes
  • artistas
  • Salvador Llort
  • Antonio Bonilla
  • Licry Bicard
  • museo
  • muestra
  • matriz
  • Giovanni Gil
  • arte

Lee también

Comentarios