Lo más visto

Más de Farándula

Michael Bublé: “He estado en el infierno”

El cantante desvela la dura experiencia que supuso la enfermedad de Noah poco después de anunciar que espera su tercer hijo –la primera niña– junto a la actriz Luisana Lopilato.
Enlace copiado
Michael Bublé: “He estado en el infierno”

Michael Bublé: “He estado en el infierno”

Enlace copiado

Michael Bublé es uno de los cantantes canadienses más conocidos del planeta. Con cuatro premios Grammy y más de 30 millones de discos vendidos a nivel mundial, su carrera vivió sus mejores momentos en la década de los 2000. Además, sus canciones románticas y su aire de crooner antiguo le convirtieron en uno de los galanes más célebres, y se le adjudicaban todo tipo de romances. Su historia de amor perfecta culminó en primavera de 2011, cuando se casó con la actriz y cantante argentina Luisana Lopilato nada menos que en tres ceremonias diferentes.

La pareja ha vivido estos años algo más retirada del foco público, con carreras más calmadas y centrados en su familia. Noah, su primer hijo, nació en agosto de 2013, y el segundo, Elías, en enero de 2016. Pero 2017 no fue nada fácil para ellos: a finales de 2016 Noah fue diagnosticado de cáncer y sus padres pasaron por algunos de sus peores momentos.

Ahora Bublé ha querido conceder un par de entrevistas a distintos medios en la que se ha abierto sobre la enfermedad del pequeño. Charlas en las que ha dejado ver que su aparente vida de familia perfecta no lo es tanto, y que, como simples seres humanos, la fama y la fortuna no evitan las desgracias. Lo ha dicho el propio artista: “He estado en el infierno”.

Tras un freno en su actividad profesional, el cantante volvió a los escenarios en verano de 2017 y ahora se ha decidido a hablar de esta difícil prueba vital. En sus declaraciones al diario australiano The Herald Sun y al medio ET Canadá, Bublé ha explicado cómo su vida y la de su familia dieron un giro total: “Toda mi vida y mi perspectiva vital, mi visión filosófica sobre cómo es todo y sobre qué importa, todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. Y es algo bueno, porque tengo mucho que agradecer, tengo que dar las gracias por la fe y por cómo me siento profundamente conectado con la gente”.

El giro de su vida

Bublé explicó que les dieron el diagnóstico de Noah, de tres años, el día de Halloween. “De repente estuvo claro que nada es importante, ya sabes. Lo que había sido importante para mí durante muchos años era incorrecto. Como cuántos discos había vendido, como ‘¿qué quieres decir con que no se han agotado las entradas?” De hecho, afirma que hubo un momento en el que creyó que no iba a volver a cantar, precisamente por ese cambio en las prioridades.

“La perspectiva me ha permitido reavivar mi amor por la música. Cuando pasamos por el cáncer de Noah, el primer momento fue como un golpe. Me recuerdo sentado en la habitación del hospital pensando en récords de ventas o memes o alguna de esas mierdas, y en un segundo todo estuvo clarísimo”.

La implicación de la familia del canadiense con Bublé, Lopilato y sus pequeños también fue inmediata. Se enteraron mientras estaban en Buenos Aires, la ciudad natal de Lopilato, donde ella estaba trabajando en ese momento. Después pasaron a tratar a Noah en Estados Unidos: “Mis hermanas sacaron a los niños del colegio, dejaron sus trabajos... Lo dejaron todo, vinieron para estar con nosotros y simplemente para eso”.

La etapa parece por fin superada. Él vuelve a los escenarios, Lopilato a los rodajes. Y están de enhorabuena: esperan su tercer hijo para este mismo mes de julio. Nacerá en Canadá y será una niña. Y afrontan la vida de otra manera: “Ojalá mi pequeño nunca hubiera tenido que pasar por todo lo que ha pasado. Mi mujer, nuestra familia, nuestros amigos... Pero quiero que otros padres sepan que hay esperanza, incluso cuando no la hay. Todo va a ir bien”.

Lee también

Comentarios