Michelle Tejada, una atípica mezzosoprano

“Mi voz es grande y mi estatura pequeña”, dice la cantante, quien ganó un concurso en Estados Unidos en 2015.
Enlace copiado
Michelle Tejada, una atípica mezzosoprano

Michelle Tejada, una atípica mezzosoprano

Enlace copiado
Cuando uno escucha cantar o platica con Michelle Tejada, se sorprende de su voz. Con un timbre rotundo y un tanto grave, parece que esta no coincide con su complexión física: pequeña y delgada. Esa, justamente, ha sido una de las características que la han marcado.

“Mi voz es grande y mi estatura pequeña. Las mezzosopranos suelen ser más altas y un poco más robustas. Yo no sé, pero de mí sale una voz que no coincide con mi cuerpo”, apuntó la cantante de la Ópera de El Salvador (OPES). Tal es esta particularidad que la maestra Gladys de Moctezuma le ha dicho con cariño en más de una ocasión: “Niña, cómo sale ese bozarrón de ese cuchumbito”.

Tejada, de 21 años, se acercó a la música desde muy pequeña: Cantando en el coro de su iglesia. Fue ahí donde la sobrina del sacerdote le dijo que probara cantar ópera. Aunque conocía el pop lírico, Tejada no sabía qué era la ópera. Además, no creía por completo lo que le decían. “A veces quizá uno no cree en sus propios talentos y capacidades”, dijo.

Aun así probó. Su voz de registro intermedio le permitió unirse a OPES. Y descubrió dos cosas de la ópera: que al escucharla se sentía bien y se le erizaba la piel, y que es la forma más fácil que tiene para expresarse.

Su debut profesional ocurrió en 2012 con “La flauta mágica”. Otra de las obras en que ha cantado es “Carmen”, en el papel de Mercedes; esta es su favorita y su sueño es asumir el papel de la gitana Carmen.

Uno de los grandes logros de Tejada –ahora radicada en Nueva York– es el de haber obtenido en 2015 el primer lugar en el certamen de canto lírico organizado por la National Association of Teachers of Singings, en la categoría de estudios independientes.

Tags:

  • mezzosoprano
  • cantante
  • Michelle Tejada
  • voz
  • joven

Lee también

Comentarios

Newsletter