Lo más visto

Más de Farándula

Morgan Freeman desconoce las pausas

El multipremiado actor está a las puertas de las ocho décadas, pero tiene más energía que nunca. Ni por bromear le digan la palabra “retiro”, ya que para él no existe. Vive los días con máxima entrega.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hace tiempo que su melena y su barba se tornaron grises; posee un Óscar y varios Globos de Oro y tiene a sus espaldas una filmografía de más de 50 títulos. Sin embargo, a punto de cumplir 80 años (mañana), Freeman no quiere ni oír hablar de jubilarse.

LEA TAMBIÉN: MORGAN FREEMAN, DE VISITA EN BOLIVIA POR DOCUMENTAL “LA HISTORIA DE DIOS”

“¿Jubilarme? ¡Claro que no! No hay nada que me quede más lejos”, dijo en abril a dpa durante la promoción de su último trabajo, la comedia de acción “Going In Style”. “Cuando el teléfono deje de sonar para ofrecerme papeles, dirigiré o produciré. De alguna manera, seguiré ahí, aunque tenga que moverme en silla de ruedas”, dijo el veterano astro de Hollywood.

No hay rastro de cansancio en Freeman. El actor sigue derrochando energía en pantalla. Para mantenerse en forma, juega al golf y hace ejercicio en el gimnasio. “Tengo una sala de ‘fitness’ al lado del dormitorio, así que no me hace falta ni vestirme para entrenar”, apuntaba guiñando el ojo.

¿RECUERDA ESTO?: MORGAN FREEMAN DESTACA VIRTUDES DE LA EDAD ADULTA

Además, “entre el entrenamiento y el golf tengo la suerte de poder pasar el tiempo con una mujer increíblemente atractiva y relativamente joven, más joven que yo, en cualquier caso. Y eso revive”, añadía. Padre de cuatro hijos y ya tatarabuelo, Freeman dejó atrás dos matrimonios. En 2008 se separó de su segunda mujer, Myrna, tras 24 años de casados, y desde entonces nunca revela la identidad de sus parejas.

En lo profesional, el reconocimiento tardó en llegar y hasta que no cumplió los 50 no logró hacerse realmente un nombre en el mundo cinematográfico. Los premios comenzaron a llegar con “Street Smart” (1987), que le valió la primera de sus cinco nominaciones a los Óscar. Después, con “Driving Miss Daisy” (1989), brilló como el paciente chofer de una chiflada señora sureña y se alzó con el Globo de Oro.

PODRÍA INTERESARLE: MORGAN FREEMAN: “MI PRIMER PAPEL DE RELEVANCIA EN EL CINE LO CONSEGUÍ A LOS 50 AÑOS”

La Academia de Hollywood volvió a nominarlo por encarnar a un preso en “The Shawshank Redemption” (1994) y por meterse en la piel del primer presidente negro de Sudáfrica, Nelson Mandela, en “Invictus” (2009). La estatuilla se la había llevado en 2005 como actor de reparto por “Million Dollar Baby”, de Clint Eastwood, en la que daba vida a un exboxeador en horas bajas. Freeman rechaza que lo etiqueten como “actor negro” y evita la cuestión racial.
 

Tags:

  • Morgan Freeman
  • actor
  • retiro
  • película
  • premios
  • cumpleaños
  • productor

Lee también

Comentarios