Lo más visto

Más de Farándula

Noche de energía imparable

Así fue el primer concierto del grupo estadounidense Suicidal Tendencies en El Salvador,  un espectáculo explosivo por la ejecución musical y la energía demostrada en el escenario que logró  contagiar al público, la noche del domingo, en CIFCO.

Enlace copiado
Noche de energía imparable

Noche de energía imparable

Enlace copiado

Explosiva velada la que se vivió la noche de domingo a cargo de los angelinos pioneros del crossover thrash.  Suicidal Tendencies  emocionaron al público con su acostumbrado pero poco común show y además la interacción con los fans en el escenario marcó  la diferencia en su primera presentación en El Salvador.

La energía transmitida por el vocal Mike Muir, los increíbles saltos del guitarrista Ben Weinman y el toque latino en el bajo de Ra Díaz, fueron los que propiciaron el potente mosh pit en el pabellón 4 del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en San Salvador.  

Uno de los mayores atractivos de la noche fue la impresionante ejecución de Dave Lombardo (ex Slayer) en la batería, una precisión y virtuosismo digna del batero legendario, fundador de una de las bandas del Big Four  del Thash Metal, Slayer, que con canciones como “War Inside My Head”,  deleitó el oído con sus percusiones. “El padrino del doble bombo”, sin duda alguna, fue el máximo incentivo para los asistentes al evento.

Eran alrededor de las 9:45 de la noche cuando las luces se apagaron y se escuchó la distorsión inicial de “You Can´t Bring Me Down”, el mosh pit comenzó a crecer de manera automática, al son de los riffs ácidos Dean Pleasants y Weinman, acompañados de la inigualable presencia del front man Muir.

Fueron alrededor de 80 minutos de pura adrenalina sin parar, donde sonaron muchas de sus canciones emblemáticas como: “War Inside my Head”, “Cyco Vision”, “Possesed To Skate”, “Nobody Hears”, “How Will I Laugh Tomorrow, entre otras, cerrando con la icónica canción “Pledge your Allegiance”.

Micro crónicas del toque

Gran parte del show se lo robó Ben Weinman, quien con sus saltos alocados, sus movimientos coordinados entre riff y solos, captó la atención de todos los fans, en medio de una de las canciones más emblemáticas, hizo un salto de alrededor de 3 metros de altura sobre un monitor grande en el escenario.

En muchas canciones, parte de los asistentes subieron al escenario a compartir el mosh pit junto a Muir y compañía, dándole su sello característico de convivencia con sus seguidores, tanto los músicos como los fans intercambiaron una gran energía en el escenario (alrededor de 20 fans), siendo este quizá la crónica más importante del toque, por el gran gesto de convivencia de la banda hacia los Suicidal fans.

El bajista Ra Díaz dio las gracias en español a todos por asistir al concierto, como muchos saben, Díaz es de nacionalidad chilena, radicado en Los Ángeles, y como buen detalle, dio el agradecimiento en español e incentivó a todos a que se unieran al mosh.

Aunque su presencia en el escenario no era la más notoria, el guitarrista líder Dean Pleasants dio muestras de su gran talento en la ejecución de la guitarra, aplicando de manera precisa cada nota en los solos y riffs de las canciones, dando el sonido y el “punch” característico de la banda en vivo.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines