Lo más visto

Más de Farándula

Noche de fiesta y sabrosura con Fonseca y Bacilos

Por cuatro horas, el público en el CIFCO bailó, gritó y celebró a lo grande la música de estos artistas internacionales y del local Armando Solórzano. La fiesta acabó en la madrugada.

Enlace copiado

- 00:03:15

Enlace copiado

La química se generó desde el primer acorde que, pasados 5 minutos de las 9 de la noche, se escuchó salir por los parlantes y que anticipó la salida del artista nacional Armando Solórzano, quien fue el telonero del show.

En adelante, la fiesta estaba servida y solo fue mejorando con cada canción.

Eran las 9:40 cuando la banda multinacional se tomó el escenario con su tema "Pasos de gigante" y de ahí en adelante, el anfiteatro del CIFCO ya no parecía un concierto, sino una cancha de bravos hinchas.

La composición de las canciones de la banda pasaron de la balada al pop, rock, folk y más; y la gente ya no solo bailaba, sino que alentaba con saltos y con las manos en el aire a los músicos en la escena.

Fue tanta la euforia que cuando cantaron "Guerras perdidas", la voz líder de la banda, Jorge Villamizar, hizo una pausa para reconocer que la gente presente cantaba "demasiado bien" y "aunque hacemos esto muchas veces, ustedes hacen la diferencia".

Así, envueltos en temas de su "¿Dónde nos quedamos? Tour" y "Caraluna" y finalmente "Mi primer millón" dejaron el escenario para dar paso a Fonseca.

De lujo

El colombiano Fonseca llegó armado con lo mejor de su repertorio y a las 11:20 que se paró en una tarima más alta que el resto de sus músicos, disparó de una vez "Simples corazones", canción que da el nombre a su gira y que es todo un éxito en El Salvador, y no se detuvo hasta cinco temas después.

"Ustedes saben la buena energía que se siente acá. La felicidad de volver a El Salvador es inmensa. Gracias por la buena onda", dijo el colombiano.

Apartado especial en su participación tuvo el vallenato, música que exalta sus raíces y a la que ha dado un lugar importante con sus composiciones.

No faltó en romanticismo en sus intervenciones, al señalar la belleza de las mujeres salvadoreñas y después brindar por su público, sus raíces y "la sabrosura" de la música que hizo bailar a todos, sin parar hasta el sábado en la madrugada.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines