Once años del Proyecto Lagartija

El Proyecto Lagartija celebró este año su X Encuentro Centroamericano de Actores y Actrices en Guatemala. Actualmente los becados realizan sus devoluciones.
Enlace copiado
Once años del Proyecto Lagartija

Once años del Proyecto Lagartija

Once años del Proyecto Lagartija

Once años del Proyecto Lagartija

Once años del Proyecto Lagartija

Once años del Proyecto Lagartija

Enlace copiado
La Asociación Centroamericana de Teatro Proyecto Lagartija llegó a sus 11 años. Comenzó a originarse a partir del Taller de Actuación del Proyecto Carromato, realizado en enero de 2004 e impartido por Charo Francés, del grupo Malayerba de Ecuador.

“Veníamos de diferentes países centroamericanos, exceptuando Belice en ese momento”, explicó el actor salvadoreño y miembro del comité regional del proyecto. “Termina Carromato y nos quedamos como Lagartija. Queríamos devolver un poco lo que nos habían dado, devolverlo a la comunidad teatral centroamericana”, agregó.

Entonces, en 2006 realizan su primer encuentro, financiado por ellos mismos. El proyecto consiste en becar a actores y actrices de Centroamérica. Tres personas por país (desde Belice a Panamá) asisten a un taller internacional de alto nivel. Dos de las personas escogidas son independientes al Proyecto Lagartija, mientras que la tercera pertenece a la asociación.

Esto último sucede porque el trabajo de los asambleístas es ad honórem. Entonces se “paga” su trabajo con la participación de alguno de sus tres miembros. Estos van rotando año con año.

Lagartija, a través de sus núcleos y según el país en el que realicen el encuentro, realiza las gestiones correspondientes para obtener la financiación. Así, les dan a los becados comida, hospedaje y transporte.

“No tenemos financiamiento fijo”, explicó Guardado. Agregó: “Si un año se hace en un país, se contacta con la alcaldía en donde se realizará el encuentro, con la empresa que nos interesa vincularnos. A cambio de lo que necesitamos, realizamos talleres generalmente en comunidades de alto riesgo. Esa es nuestra moneda de cambio”.

El taller internacional tiene varias fases importantes: la primera es un festival de teatro centroamericano; la segunda son los talleres de extensión, su “moneda de cambio”; y la tercera son las devoluciones.

Esta última consiste en que, una vez que los actores y actrices han regresado a sus países, comparten su conocimiento. “Es el único compromiso de los becados”, afirmó Guardado. Para ello se dividen. Uno de los becados se encarga de trabajar con amateurs, otro con miembros de teatros universitarios y el tercero con intérpretes profesionales.

La idea de Lagartija es realizar las devoluciones en los primeros seis meses. En el país arrancaron en marzo.

Tags:

  • proyecto
  • teatro
  • lagartija
  • oscar guardado
  • encuentro
  • taller
  • lpgnoticias

Lee también

Comentarios

Newsletter