Lo más visto

Picasso, en su faceta retratista

Las infinitas interpretaciones de sí mismo, de amigos, colegas, esposas y amantes son objeto de una exposición en la National Portrait Gallery londinense.
Enlace copiado
Con apenas  15 años, Picasso pintó este autorretrato. Buscaba captar su esencia humana.

Con apenas 15 años, Picasso pintó este autorretrato. Buscaba captar su esencia humana.

Autorretrato  de Picasso cuando tenía 56 años.

Autorretrato de Picasso cuando tenía 56 años.

En 1906  Picasso exploró nuevas técnicas. Se debe a un nuevo estado anímico.

En 1906 Picasso exploró nuevas técnicas. Se debe a un nuevo estado anímico.

Picasso, en su faceta retratista

Picasso, en su faceta retratista

Picasso, en su faceta retratista

Picasso, en su faceta retratista

Enlace copiado
Tres cuartos de siglo separan al autorretrato de un Pablo Picasso adolescente –un óleo cuya tradición academicista apenas contiene el ímpetu y energía de la brocha– de ese monumental cráneo que desdibuja los rasgos grotescos del pintor en una alegoría de la muerte ejecutada a los 90 años.

Las infinitas interpretaciones de sí mismo, de amigos, colegas, esposas y amantes, expresión obsesiva del artista por la figura humana, son objeto de una exposición en la National Portrait Gallery londinense que recorre todas sus etapas creativas de la mano del Picasso retratista.

El artista nunca aceptó un retrato por encargo para verse libre en la exploración de sus límites, romper las reglas establecidas y moverse entre el dibujo de sus modelos al natural, la pintura expresiva realizada desde la memoria o las distorsiones y exageraciones propias de la caricatura, un subgénero que destaca en el despliegue de la galería de Trafalgar Square.

La muestra, organizada junto al Museo Picasso de Barcelona, se nutre también de los fondos de varias instituciones internacionales cuyos préstamos han permitido que grandes obras que apenas viajan pisen por primera vez territorio británico y luego el español.

Procedente del Art Institute of Chicago llega el impresionante retrato cubista del marchante alemán Daniel-Henry Kahnweiler y la radical abstracción de Picasso a la hora de representar a quien fue uno de sus primeros defensores y mecenas. O la exquisita figura de Nusch Eurad, acróbata, artista y esposa del poeta Paul Éluard, gracias a la aportación de una colección privada.

Óleos, trabajos con tinta, dibujos, caricaturas e incluso esculturas proyectan en Picasso Portraits una variedad e innovación de estilos, técnicas y formatos que el autor canalizó a través de los personajes de su entorno.

Guillaume Apollinaire, Santiago Rusiñol, Jean Cocteau o Igor Stravinsky son algunos de los nombres de una larga nómina entre la que sobresalen las muchas mujeres de la vida de Picasso.

La sucesión de retratos, tanto clásicos como experimentales y rupturistas, de sus esposas Olga y Jacqueline, de Dora Maar, Marie-Thérèse Walter, Françoise Gilot y otras amantes nos relata “la evolución de un artista que come de todas partes (en cuanto a influencias), pero también la historia de su familia, de sus mujeres, hijos y amigos...”, subraya el nuevo director del Museo Picasso de Barcelona, Emmanuel Guigon, sobre la singularidad de esta primera exposición dedicada exclusivamente al Picasso retratista en las dos últimas décadas.

Tags:

  • pablo picasso
  • pintor
  • retrato
  • obra
  • museo
  • exposicion
  • evolucion

Lee también

Comentarios