Lo más visto

Más de Farándula

"Plaza Sésamo" 50 años repartiéndo alegría

Mañana el galardonado programa infantil festeja un aniversario más de llevar enseñanza y humor a los hogares, con las ocurrencias de sus personajes.

Enlace copiado
Participación de famosos.  De Janelle Monae a Sarah Jessica Parker, Anderson Cooper y Danny DeVito, todos forman parte de los esfuerzos para dar una lección positiva.

Participación de famosos. De Janelle Monae a Sarah Jessica Parker, Anderson Cooper y Danny DeVito, todos forman parte de los esfuerzos para dar una lección positiva.

Enlace copiado

Hace cincuenta años, la entrañable actriz y comediante Carol Burnett apareció en la primera transmisión de un programa de televisión estrafalario que incluía a un montón de títeres peludos. La actriz y comediante venía después de un segmento animado de una bruja llamada Wanda, que incluía muchas palabras que empezaban con w.

El programa se llamaba "Sesame Street" ("Plaza Sésamo") y Burnett, al igual que muchos niños, quedó de inmediato enganchada a él. Volvió como invitada en múltiples ocasiones, incluyendo para mostrarle al público de niños en edad preescolar dónde estaba la nariz y cómo besar a un patito de plástico.

"Era una gran admiradora. Habría hecho cualquier cosa que me pidieran", dijo Burnett. "Me encantaba estar expuesta a toda esa bondad y humor".

Ese primer episodio de "Plaza Sésamo" — que presentaba las letras W, S, y E así como los números 2 y 3 — se transmitió en 1969. Era un momento turbulento en Estados Unidos, sacudido por la Guerra de Vietnam y el asesinato de Dr. Martin Luther King acontecido un año antes. Los medios de comunicación, al igual que hoy, atravesaban cambios y disrupción.

Newt Minow, el encargado de la Comisión Federal de Comunicaciones de ese entonces, dijo célebremente que la televisión se estaba convirtiendo en "un gran terreno baldío". Al igual que ahora había mucho contenido, pero no necesariamente de calidad.

Entonces llegaron los creadores de "Plaza Sésamo" Joan Ganz Cooney y Lloyd Morrisett, que trabajaron con el psicólogo de desarrollo de la Universidad de Harvard Gerald Lesser para crear el enfoque de aprendizaje único del programa que ahora llega a 120 millones de niños. El famoso titiritero Jim Henson se encargó de las criaturas peludas.

"No se trataba de si los niños estaban aprendiendo de la televisión, sino de qué estaban aprendiendo de la televisión", dijo Steve Youngwood, director operativo de Sesame Workshop. "Si podían aprovechar ese poder para enseñarles el alfabeto y los números en vez de las palabras de los comerciales de cerveza, quizá podría hacerse una diferencia".

Nadie más lo estaba haciendo. La programación infantil estaba compuesta de programas como "Captain Kangaroo", ''Romper Room" y las batallas violentas entre "Tom & Jerry". "Mr. Rogers' Neighborhood" era adorable, pero en general enseñaba habilidades sociales.

"No había nada que tuviera ni remotamente un componente educativo para todos los niños", dijo Phillip Levine, profesor de economía en Wellesley College que ha estudiado el programa. "'Plaza Sésamo' era 100% sobre educación".

Todo fríamente calculado

El programa fue diseñado por especialistas en educación y psicólogos infantiles con una meta: ayudar a los estudiantes de escasos recursos y pertenecientes a minorías, de entre 2 y 5 años de edad, a superar algunas de las deficiencias que podrían tener al entrar a la primaría, pues desde hacía mucho los sociólogos habían detectado que los niños blancos y de las clases sociales más altas solían llegar mejor preparados.

Así que no fue un accidente que el programa se desarrollara en una calle urbana con un elenco multicultural. La diversidad y la inclusión siempre fueron parte del programa. Monstruos, humanos y animales vivían juntos en armonía.

Con el paso de los años, "Plaza Sésamo" se convirtió en el primer programa infantil en tener personas con síndrome de Down. Ha tenido títeres con VIH, en adopción, niños invitados en sillas de ruedas, además de lidiar con temas como padres que están en prisión, las personas sin hogar, los derechos de la mujer, las familias militares e incluso niñas que cantan sobre amar su cabello.

El programa presentó al personaje bilingüe de Rosita —la primera títere latina — en 1991. El programa es tan importante, que PETA pidió recientemente la creación de una marioneta vegana. "Somos un espejo de la sociedad a pesar de que hablamos de pájaros, gallinas y monstruos", dijo Matt Vogel, el titiritero que interpreta a Big Bird.

Cuando el actor Will Lee, que interpretó al tendero Mr. Hooper, falleció en 1982, el programa habló de la muerte a los niños. Cuando Big Bird perdió su nido por un huracán, la comunidad reconstruyó su casa. Para ayudar a niños afectados por los ataques terroristas del 11 de septiembre, Elmo quedó traumatizado por un incendio en la tienda de Hooper, pero le dijeron que los bomberos lo ayudarían.

Tags:

  • Plaza Sésamo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines