Posverdad

Enlace copiado
Enlace copiado

El pasado jueves 29 de junio, varios periódicos tanto americanos como españoles publicaron la noticia, como si de un galardón se tratase, del ingreso del término posverdad en la edición en línea del Diccionario de la lengua española (DEL), de la Real Academia Española. Según declaraciones del director de la institución, Darío Villanueva, el neologismo figurará en el DEL a finales de año, como parte de la primera actualización del mismo, cuya vigesimocuarta edición se publicó en el 2014.

Así, por ejemplo, en este lado del Atlántico, El Espectador, de Colombia, titula La RAE incluirá en su diccionario la palabra “posverdad” y El Universal, de México, anuncia “Posverdad” entrará en el Diccionario de la RAE. De la misma forma, cruzando el océano, El Mundo avisa El término “posverdad” entrará este año en el diccionario de la RAE, y Europa Press publica, en la frase más larga, La RAE incluirá la palabra ‘posverdad’ a final de año en el Diccionario de la Lengua Española. Además, este último es el único de los cuatro que utiliza comillas simples para marcar el vocablo (los demás usan dobles) y extrañamente escribe con mayúsculas iniciales las palabras principales del DLE. A todas luces, en el ámbito lingüístico, fue la noticia de día.

Sin embargo, posverdad ya había sido recogida por la Fundéu (Fundación del Español Urgente), de la Agencia Efe, desde el 17 de noviembre del año pasado. Ese día publicó su sugerencia Posverdad, mejor que post-verdad, con guion, que era como la venían escribiendo algunos medios informativos desde hacía meses.

¿Y qué es posverdad? Sobre ello hay varias hipótesis, pero mejor esperemos a ver con qué significado aparece, por primera vez, en un diccionario.

Lee también

Comentarios

Newsletter