Lo más visto

Más de Farándula

SNIF crea unión con el hip-hop

Con “Acción urbana”, el rapero trató de que jóvenes que viven en zonas violentas del país enfocaran su creatividad y trabajo para vivir en paz, con amor, respeto y diversión.
Enlace copiado
Proyecto Cuando crearon “Acción urbana” los fundadores del proyecto querían que fuera sostenible. Actualmente otro grupo de jóvenes lideran el colectivo y siguen adelante.

Proyecto Cuando crearon “Acción urbana” los fundadores del proyecto querían que fuera sostenible. Actualmente otro grupo de jóvenes lideran el colectivo y siguen adelante.

Enlace copiado

El rapero salvadoreño Fredy Samuel Vásquez, mejor conocido como SNIF, ha querido cambiar la dura realidad que viven cientos de jóvenes salvadoreños en colonias con altos índices de violencia y enseñarles, a través del hip-hop, una filosofía de vida enfocada en paz, amor, respeto y diversión. “Estamos acostumbrados a querer que todo nos lo resuelva el gobierno, cuando todo lo que pasa en nuestra comunidad es responsabilidad de esta misma”, comentó.

Desde 2014, SNIF con otros amigos se aventuró a brindar talleres de hip-hop, martes y domingos, a adolescentes de Soyapango y Cuscatancingo. En poco tiempo logró que un gran número de ellos se interesaran y se portaran mejor en sus centros de estudio para aprender ese arte. Ahí nació “Acción urbana”, un colectivo que busca con el hip-hop, breakdance y grafiti crear una hermandad y alejar de la violencia a todos los adolescentes.

“Los adolescentes que están ahí no van a caer en la violencia, porque ya están como ‘adoctrinados’ y el hip-hop ya representa mucho para ellos”.

“Empezamos primero a dar talleres dentro de una escuela, luego la escuela ya no nos daba abasto porque el grupo estaba creciendo demasiado y había mucho interés. Entonces, comenzamos a hacer gestiones hasta que nos dieron un espacio en la unidad de salud de la comunidad”, recuerda SNIF. Asimismo, expresa que el ser parte del colectivo a los adolescentes les dio una visión para seguir estudiando y sacar a sus familias adelante.

El colectivo tuvo tanto éxito que en 2016 y 2017 hicieron dos festivales, se llamaron “Ciudad de cuatro”. Para organizarlos la comunidad tuvo que unirse y compartir. “La comunidad se apropió del colectivo. Algunos amigos nos prestaban las bocinas, unas familias daban el refrigerio, a modo de que el colectivo funcionara. Esas cosas me hicieron creer que el cambio social es a través de la unión comunitaria”, relató.

 “Había adolescentes que por ir a los talleres se comenzaban a portar bien en la escuela”.
SNIF, rapero salvadoreño

Lee también

Comentarios