Salvadoreña estudiará danza en Argentina

Marina Estrella Flores, del Ballet de Mauricio Bonilla, quiere convertirse en la mejor maestra de danza.
Enlace copiado
Uno de los grandes apoyos de Flores para irse a Argentina fue Bonilla. “Es nuestro jefe y director. Y él me apoyó, ayudó y orientó”, dijo. También recibió el apoyo de su familia y colegas.

Uno de los grandes apoyos de Flores para irse a Argentina fue Bonilla. “Es nuestro jefe y director. Y él me apoyó, ayudó y orientó”, dijo. También recibió el apoyo de su familia y colegas.

Salvadoreña estudiará danza en Argentina

Salvadoreña estudiará danza en Argentina

Enlace copiado
La bailarina Marina Estrella Flores, de 20 años, viajará a Argentina para estudiar el Profesorado en Artes en Danza en la Universidad Nacional de las Artes, ubicada en Buenos Aires. Serán cuatro años de estudio en los cuales Estrellita, como la llaman de cariño en el Ballet Teatro de Mauricio Bonilla, estará en el país suramericano. Parte mañana hacia Argentina.

Ella tiene dos objetivos claros que la motivan a desarrollar estos estudios. “Yo he fijado dos propósitos. Uno es como bailarina. Tengo 20 años y los 10 próximos los quiero explotar, quiero aprender tango porque es mi género amado. Pero también todo lo que pueda abarcar en danza”, dijo. Pero ese no es el único objetivo: “También, escogí un profesorado para prepararme como maestra, porque yo me he frustrado al ver bailarines que por eso son maestros pero no saben de enseñanza. Si yo voy a ser maestra quiero ser la mejor. Quiero poder inspirar a mis alumnos”.

Flores empezó a bailar a los siete años. Al inicio, según expresó, fue por obligación: “Mi mamá me metió. Lo hacía para que yo tuviera una distracción, una recreación más allá de la escuela”.

Pero con el tiempo le terminó gustando. Ella tenía alrededor de 13 años cuando presenció la puesta en escena de “El lago de los cisnes”, que presentó la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié (END). “En ese momento me enamoré de lleno del ballet y de la danza en general”, explicó Flores, quien comenzó su aprendizaje en la END. Estuvo en esta institución hasta los 16 años. Pero luego no pudo continuar por sus estudios de bachillerato.

Sin embargo, Flores había descubierto que pertenecía al mundo de la danza y no quería que su sueño de convertirse en bailarina terminara ahí. Entonces, se puso a investigar opciones para continuar aprendiendo no solo ballet sino que otros géneros de danza. De entre las opciones, la que le llamó la atención fue el Ballet de Mauricio Bonilla.

De la etapa con la END, Flores recuerda con un gran cariño las obras de “Cri Cri” y “El libro de la selva”. De la etapa con Mauricio Bonilla le resulta más difícil escoger sus obras preferidas. “Han sido tantos shows”, dijo.

Tags:

  • marina estrella flores
  • bailarina
  • estudios
  • danza

Lee también

Comentarios

Newsletter