Lo más visto

Más de Farándula

Sam Smith, hechizos que hicieron soñar

El propio Smith asegura que sus canciones son “un poco depresivas” y por eso “prepara un show que sacase una sonrisa a todo el mundo”.
Enlace copiado
Las presentaciones  de Smith sirven para sacar emociones y lágrimas a los más sentimentales, la mayoría de sus fanáticos. Foto de LA PRENSA

Las presentaciones de Smith sirven para sacar emociones y lágrimas a los más sentimentales, la mayoría de sus fanáticos. Foto de LA PRENSA

Enlace copiado

Con música que él mismo define como “depresiva”, pero con el sentimiento y carácter del que es capaz de tocar las emociones humanas a través de las notas, el británico Sam Smith convirtió el martes la tristeza en música e hizo soñar a los miles de espectadores que se dieron cita en el 02 de Londres.

El descaro que la juventud concede al artista, de tan solo 25 años, es combinado con las tablas de poseer cuatro premios Grammy, tres Brit y un Óscar, y con la tranquilidad para presentarse en el 02 de Londres, apareciendo sentado en una silla desde debajo del triangular escenario, por cuarta vez en los últimos cinco días y cerrar una minigira de cuatro citas en la capital londinense.

Smith, que tocará en el Palau Sant Jordi de Barcelona el próximo 15 de mayo y en el Wizink Center de Madrid el 16 del mismo mes, aseguró que pese a que sus canciones son “un poco depresivas” intentó con su equipo “preparar un show que sacase una sonrisa a todo el mundo”.

Para ello, el cantante no paró de moverse, alentar al público, pedir que se pusiera de pie, saludar a la grada y toda clase de gestos que contrastan con la tristeza y dureza de la mayoría de su repertorio.

Piezas como “Too Good at Goodbyes” y “Baby You Make Me Crazy” endulzaron la velada y dejaron el ambiente en todo lo alto antes del gran final.

Lee también

Comentarios