“Ser sexi no se actúa”

A los 59 años, el actor está más vigente que nunca en la pantalla chica: es el “cowboy” que enloquece a una cineasta en la serie “I Love Dick”, revivirá a su personaje de “Tremors” y será dirigido por su mujer, Kyra Sedgwick, en “Story of a Girl”.
Enlace copiado
“Ser sexi no se actúa”

“Ser sexi no se actúa”

“Ser sexi no se actúa”

“Ser sexi no se actúa”

“Ser sexi no se actúa”

“Ser sexi no se actúa”

Enlace copiado
Tras casi tres décadas de matrimonio, Kevin Bacon y Kyra Sedgwick no creen en dejar el trabajo en el set de filmación. Así que cuando Sedgwick se preparaba para su debut como directora con el telefilm “Story of a Girl”, no solo pidió la opinión de Bacon, sino que también se ocupó de incorporarlo al elenco. Pero a poco de empezar el rodaje, Sedgwick le pidió a su esposo que dejara de meterse. “La gente está demasiado obsesionada con nuestra relación, y Kyra quería asegurarse de que el equipo de rodaje entendiera quién estaba a cargo en el set –dice Bacon–. Así que me dijo que refrenara un poco mi impulso habitual de querer tomar las riendas de las cosas. Entendí el mensaje y le hice caso”.

Dirigió a Kyra en “Losing Chase”, “Loverboy” y “The Closer”. ¿Cómo llegó a dirigirlo ella en esta película?

Tuve que insistirle durante mucho tiempo. Ella entiende uno de los elementos cruciales de la dirección: generar un ambiente en el que los actores puedan hacer su trabajo y tomar decisiones, donde se sientan apoyados y autorizados.

¿O sea, ella sentía que iba a tener que ponerle freno?

A mí me cuesta mucho quedarme callado. Cuando uno sabe que en el set van a trabajar juntas dos personas que son pareja en la vida real, la reacción de todo el mundo es que va a haber problemas. La gente espera eso. Hacen chistes todo el tiempo: “Mira cómo él manda, mira cómo ella le ordena ahora”.

En la serie “I Love Dick” interpreta a un artista texano que, sin quererlo, se convierte en la fantasía e inspiración de la cineasta interpretada por Kathryn Hahn.

Me fascinó esa idea de un hombre que decidió que haría lo imposible para ser un pez gordo en un estanque pequeño. La mayoría de los actores se pasan la vida intentando lograr ser conocidos y no saben lo que significa hasta que lo logran. No siempre es tan genial como creían cuando eran anónimos, y creo que en la serie Dick está en un punto de su vida en el que todo ese asunto ya lo tiene harto.

¿Se siente cómodo con la fama?

Siempre digo que la experiencia es en un 99 % positiva. Cuando me ve, la gente me sonríe o me dice que me adora. Pero, como se imaginarán, la peor parte del asunto no es esa. Supongo que donde más cómodo me siento es en Nueva York, siempre y cuando no ande paseando por el centro, porque si te ve un turista uno pasa a convertirse en parte del tour.

¿Y el hecho de ser el blanco de todas las miradas femeninas?

En lo que tiene que ver con las fantasías de la gente, entiendo que es parte de mi trabajo. Pero ese resultado es parte de una conjunción entre dónde está la cámara, la forma en la que luzco, cómo estoy vestido, el maquillaje y la música. Ser sexi no se actúa.

En determinado momento de la serie, su personaje observa a los interpretados por Hahn y Griffin Dunne teniendo sexo.

Me llamaron al set y ahí estaban Kathryn y Griffin con batas... Me senté en mi silla vestido como Dick, la música arrancó y ahí entraron dos personas desnudas... Fue hilarante.
 

Tags:

  • kevin bacon
  • story of a girl
  • actor
  • pelicula
  • Kyra Sedgwick

Lee también

Comentarios

Newsletter