Lo más visto

Más de Farándula

Series ideales para el infante

Hoy es el Día del Niño y para los peques del hogar este tema es especial. Cada vez las series infantiles cobran mayor protagonismo y por ello te mostramos las recomendadas para compartir y también aprender.

Enlace copiado
Series ideales para el infante

Series ideales para el infante

Enlace copiado

Las ofertas televisivas de entretenimiento son cada vez mayores, pero también los programas o series de televisión no son siempre los más apropiados para los menores del hogar. Es por ello que en esta fecha te compartimos algunas sugerencias para que puedas disfrutar en familia.

Según los expertos, existen programas que por muy divertidos que parezcan se convierten en una influencia negativa para los hijos. Sin embargo, hay otros que potencian el desarrollo de la personalidad, autoestima y habla, por los estímulos que significan. A veces es difícil evitar que un niño prefiera ver la televisión, el celular o la tablet que jugar con la pelota, pero puedes estar más a gusto si está sintonizando algunos de estos programas educativos.

Diversión y aprendizaje

No en vano existe el adagio de “los niños son como esponjas”. Un estudio publicado por la American Academy of Pediatrics demuestra que los niños están influenciados por lo que ven en la televisión al imitar y repetir los comportamientos que aprecian. Por tanto, es recomendable que siempre acompañes a “ver tele” a tu hijo. Puedes incentivarlo con preguntas y así interactuar juntos.

De acuerdo con el Lic. Jorge García, psicoterapeuta con orientación psicodinámica, los programas infantiles con un contenido formativo y emocional deben ser parte y complemento de una formación en valores que es exclusividad del hogar. De igual forma, como herramienta en la educación formal son un valioso aporte. El reto radica en no volcarse en ellos como sustitutos de dicha educación ni como sustitutos de valores familiares que deben cimentarse en el hogar.

“Plaza sésamo”, “Doctora Juguetes”, “Dora La Exploradora” y “George el curioso” son algunos programas que se movilizan entre lo educativo-formativo y al mismo tiempo pueden ser señalados como escenarios que posibilitan disrupción en el niño. “En tal sentido, se debe estar preparado para un tipo de pregunta o curiosidad. Entre las edades de 18 meses a tres años el pensamiento concreto permite que poco a poco el menor inicie sus identificaciones entre pensamiento y lenguaje”, explicó el especialista a Plus.

Lee también

Comentarios