Loading...

“The Blacklist” el show debe continuar

La serie de la NBC , que lleva ya ocho temporadas en antena, tendrá al menos otra más, pero ya sin dos de sus figuras claves. Vaya hasta donde la audiencia y los productores consideren, "The Blacklist" ya no contará con la cabeza creadora de Jon Bokenkamp, ni tampoco irá de la mano de Liz Keen, la protagonista femenina interpretada por Megan Boone.

Enlace copiado
“The Blacklist” el show debe continuar

“The Blacklist” el show debe continuar

Enlace copiado

"Amo este programa con todo mi corazón y ha sido un viaje increíble", escribió Jon Bokenkamp, una de las mentes detrás de la serie "The Blacklist" después de la emisión del último capítulo de la octava temporada.

Habrá una más, pero ahora lo hará sin su creador, su "showrunner", al otro lado de la pantalla. Y no es la única ausencia que los fans notarán en la próxima tanda de esta serie negra que comenzó en 2013.

"Después de ocho años siento que es hora de salir de mi zona de confort, probar algo nuevo y explorar algunos de los otros personajes e historias que me han estado dando vueltas en la cabeza", relató Bokenkamp en el comunicado compartido en su cuenta de Twitter.

"Creo realmente que la serie sigue llena de vida, creativamente fuerte, y que tenemos días brillantes por delante. Así que ahora me uno a vosotros, como fan, para ver a dónde nos lleva "The Blacklist"".

Vaya a dónde vaya la serie ya no lo hará desde la cabeza de Bokenkamp ni de la mano de Liz Keen, la protagonista femenina interpretada por Megan Boone.

Un día antes del adiós de Bokenkamp, la ficción se despidió oficialmente de Keen, que (¡ojo, spoiler!) fue asesinada en el episodio titulado "Konets". La noticia había saltado a la prensa unos días antes, pero la actriz esperó al desenlace para hablar al respecto.

"Esta experiencia, para mí, ha sido una vida entera dentro de mi propia vida. Estos ocho años interpretando a Liz Keen me han ayudado a definir mejor el mundo y a mí misma, ya que ella se propuso hacer lo mismo", escribió Boone en un post de Instagram.

Ahora que la historia de Keen llegó al final, la actriz se mostró agradecida, sobre todo a sus compañeros de reparto, presentes y pasados, al equipo y a todos los espectadores. "Qué lista. Qué sueño. Gracias a todos", concluyó.

UNA SERIE LONGEVA

"The Blacklist" es la tercera serie más longeva de la NBC, por detrás de "Law and Order: Special Victims Unit" y "Chicago Fire", con 22 temporadas y 9 temporadas, respectivamente.

La ficción comenzó a emitirse en 2013 y su desarrollo es procedimental, cada capítulo aborda una historia independiente, pero con tramas que los hilan y dan continuidad.

En el piloto se ve al protagonista, Raymond "Red" Reddington, un exoficial de la Marina de los Estados Unidos reconvertido en criminal y buscado por el FBI, sentado frente al edificio de la oficina federal.

Reddington propone al FBI ayudarlos a cazar a un terrorista llamado Ranko Zamani, con una condición: la única persona con la que hablará es con la agente novata Liz Keen, que hace perfiles criminales y con la que no tiene una relación aparente.

Tras el primer éxito, cuenta que solo ha sido el primero de una larga lista de nombres de interés para la agencia que ha ido elaborando a lo largo de 20 años.

INSPIRADO EN LA HISTORIA DE UN GÁNGSTER

Los productores de la serie contaron en la Comic-Con Internacional de 2013, según publicó The Hollywood Reporter, que la inspiración para la serie llegó más o menos cuando Whitey Bulger fue capturado.

Bulger era un gánster de muy alto perfil de Boston, colaborador durante años del FBI que huyó al saber que iba a ser encausado. Tras 16 años viviendo bajo una nueva identidad en California, una vecina reconoció a su mujer y avisó a las autoridades. En 2018 fue asesinado en la cárcel.

“Después de ocho años, siento que es hora de salir de mi zona de confort, probar algo nuevo y explorar algunos de los otros personajes e historias que me han estado dando vueltas en la cabeza”

Jon Bokenkamp, escritor y productor estadounidense

Comentaron que les gustó la idea de imaginar qué habría pasado si un criminal de largo recorrido de repente comenzase a hablar. "Sería como la piedra Rosetta del crimen", dijo el productor ejecutivo John Fox.

Bulger también inspiró el papel de Jack Nicholson en "The Departed" (2006), del director Martin Scorsese, y Johny Depp le dio vida en el filme "Black Mass" (2015) del realizador Scott Cooper.

Spader, con una carrera de varias décadas a sus espaldas, cuenta con trabajos en la pequeña pantalla, como "Boston Legal", y en la grande, como "Sex, Lies, and Videotapes", de Steven Soderbergh, y otras.

"En primer lugar, al final del piloto sabía menos de lo que sabía antes de empezar a leerlo", dijo el actor nacido en Boston (EE.UU.) a TV Guide comentando las razones que le llevaron a meterse en la piel del personaje.

Además, le cautivó su sentido del humor. "Independientemente del conjunto de circunstancias que pudiera encontrar, pude ver que él podía ver la irreverencia en lo que fuera. Y pensé que esa dicotomía me podía sostener. Si mantiene mi interés, puede mantener el de una audiencia", agregaba.

Megan Boone. Ahora que la historia de Keen llegó al final, la actriz se mostró agradecida, sobre todo a sus compañeros de reparto, presentes y pasados, al equipo y a todos los espectadores. “Qué lista. Qué sueño. Gracias a todos”, concluyó.
James Spader La inspiración de la serie fue el gángster Whitey Bulger colaborador durante años del FBI que huyó al saber que iba a ser encausado. También inspiró el papel de Jack Nicholson en “The Departed” (2006), y Johny Depp le dio vida en el filme “Black Mass” (2015). “Era una mezcla tan extraña. Es alguien que es peligroso y aterrador a veces, pero también convincente, y parte de esto último es su sentido del humor”, dijo James Spader, que interpreta a Reddington.

 

Tags:

  • The Black List

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines