Un romance de amor líquido

Nominada a 13 premios de la Academia y ganadora del León de Oro en Venecia, se estrena en el país la “carta de amor” del cineasta mexicano Guillermo del Toro. La historia ha fascinado a la crítica.
Enlace copiado
Del Toro y sus monstruos A lO largo de sus películas y series, Guillermo del Toro ha dado vida a una serie de criaturas fantásticas. Hay desde vampiros hasta kaijús. El último es un ser acuático.

Del Toro y sus monstruos A lO largo de sus películas y series, Guillermo del Toro ha dado vida a una serie de criaturas fantásticas. Hay desde vampiros hasta kaijús. El último es un ser acuático.

Enlace copiado

“El agua adquiere la forma de lo que sea que la esté sujetando en ese momento, y aunque el agua puede ser muy gentil, es también la fuerza más poderosa y maleable del universo. Así es también el amor, ¿no? Sin importar la forma en la que coloquemos al amor, se convierte en eso, ya sea un hombre, una mujer o una criatura”. Así describe Guillermo del Toro la esencia de “La forma del agua” (“The Shape of Water”), película que estrena este día en las salas de cine de El Salvador.

La trama se desarrolla durante la Guerra Fría. El espacio es un laboratorio secreto del Gobierno de Estados Unidos. Los protagonistas son una mujer muda que trabaja como conserje y un hombre anfibio que se encuentra en cautiverio.

Los encargados de dar vida a los personajes principales son Sally Hawkins y Doug Jones. “Lo que impulsa a Elisa a lo desconocido es el poder del amor”, dijo la actriz, según las notas de producción. Para prepararse para su personaje, Hawkins tuvo que aprender lenguaje de señas y también de baile.

Jones, mientras tanto, se valió de un atuendo prostético que le permitiera la expresividad que requería la criatura. No es la primera vez que el actor debe someterse a un proceso similar para encarnar a un personaje de Del Toro. Jones fue el fauno en “El laberinto del fauno”, Abe Sapien en la saga de “Hellboy” y un vampiro ancestral en la serie “The Strain”.

Pero si entre Elisa y el hombre anfibio existe un “amor puro” –como indicó Del Toro–, también los otros personajes viven un tipo de amor. Está Richard Strickland, el agente del Gobierno cuyo amor es “brutal”; Giles, el vecino de Elisa, que busca un “amor mal visto por la sociedad”; y Zelda, la mejor amiga de la protagonista, que está enamorada de un hombre que no la merece.

Todos enamorados

La propuesta de Del Toro ha sido elogiada por la crítica internacional. David Rooney, de The Hollywood Reporter, dijo que, en esta película, el cineasta mexicano “despliega puro encantamiento”. The Guardian la cataloga de “arrebatador romance”.

Alonso Díaz de la Vega, de El Universal, de México, expresó que, entre los puntos más destacados, está el de su estilo. “La cámara parece nadar alrededor de los personajes y sus entornos”.

Por esta y otras razones la película es la máxima nominada a los Óscar de este año. Además, la propuesta se hizo acreedora de dos Globos de Oro.

 

2
 Globos de Oro obtuvo la película: mejor director para Del Toro y mejor banda sonora.

 

ANATOMÍA DEL HOMBRE ANFIBIO
Para la criatura en “La forma del agua”, Del Toro quería dejar atrás a todos sus predecesores. Se planteó alcanzar un nuevo nivel de realismo, creando un ser de una verosimilitud biológica que pudiera inspirar la pasión desenfrenada de 
una mujer.

Ojos laminados y fuertes  Tiene unos ojos grandes y cristalinos. Estos son acompañados con cejas que permiten cambios de expresión.

Branquias.  El hombre anfibio cuenta con un conjunto funcional de branquias. Estas también le sirven para expresar sentimientos.

Piel.  La criatura cuenta con una bioluminiscencia en su piel; es decir, emite luz propia.

Boca.  El pez león tropical se convirtió en el modelo de cómo comería la criatura. Tiene una membrana interna que le permite tragar rápido.

Físico. El cuerpo de la criatura no es tan corpulento, pero tiene musculatura. Además, tiene bastante fuerza.

Garras.  Uno de los aspectos que dotan de un “diseño agresivo” al personaje son sus feroces garras.

Piernas ágiles.
  El hombre anfibio se mueve  a veces como un animal, pero en otras lo hace como un torero. Es muy rápido.

 

Nomak  “Blade II”

Hombre Pálido  “El laberinto del fauno”

Ángel de la muerte  “Hellboy II”

El Amo “The Strain”
Kaijú  “Titanes del pacífico”

Fauno  “El laberinto del fauno”

Santi  “El espinazo del diablo”

Lady Beatrice  “Cumbre escarlata”
Hellboy  “Hellboy”
Sammael  “Hellboy”
 

Lee también

Comentarios

Newsletter