Lo más visto

Más de Farándula

Yevtushenko, un poeta que llenaba estadios de fútbol, pasó por El Salvador

El ruso Yevgueni Yevtushenko visitó El Salvador en 2007. Se presentó, entre otros lugares, en el parque Daniel Hernández de Santa Tecla y en el Instituto Nacional Francisco Morazán. Fallecido a sus 84 años, el poeta llenó estadios de fútbol en su natal Rusia y en otros lugares del mundo como México, España, Chile o Estados Unidos (el célebre Madison Square Garden de Nueva York).
Enlace copiado
Yevtushenko, un poeta que llenaba estadios de fútbol, pasó por El Salvador

Yevtushenko, un poeta que llenaba estadios de fútbol, pasó por El Salvador

Enlace copiado
El poeta ruso Yevgueni Yevtushenko, quien falleció el sábado a los 84 años, llenó estadios de fútbol en su natal Rusia y en otros lugares del mundo como México, Chile o Estados Unidos (el célebre Madison Square Garden de Nueva York), logró lo que pocos: ser apreciado por afectos al régimen y disidentes, comunistas y liberales, rusos y estadounidenses. 

Cuesta creerlo en los tiempos de las redes sociales y el ocio interactivo, pero a finales de los años 50 y la década de los 60 en la Unión Soviética decenas de miles de personas acudían a los estadios no a asistir a partidos de fútbol o a mítines, sino a escuchar a sus poetas preferidos, auténticos ídolos de masas.

Yevtushenko también visitó El Salvador. Fue en mayo de 2007, cuando el laureado poeta dijo sus poemas en varios eventos en el país, en humildes escenarios, alejados de las grandes construcciones a las que estaba acostumbrado. Uno de ellos se realizó en la plaza Daniel Hernández, de Santa Tecla, en un evento auspiciado para esa municipalidad, entonces en poder del FMLN. Lo hizo bajo un toldo rojo, ante simpatizantes del hoy partido de gobierno. La afluencia no pasaba de las 35 personas. 

Yevtushenko, un poeta que por su importancia era considerado un perenne candidato al premio Nobel, también dijo sus versos en el Instituto Nacional Francisco Morazán de San Salvador. Su público eran 200 señoritas que nunca habían escuchado su nombre. 

"Un gran poeta, de altura premio Nobel. Estuvo en El Salvador y tuve el privilegio de presentarlo en un centro escolar de niñas. Y recordé que lo había visto a teatro lleno pagado en (la universidad de) Berkeley (California). Su poesía es inmortal", escribió el autor Manlio Argueta en su Facebook a propósito de la muerte del poeta y de esa visita al Instituto Nacional Francisco Morazán. 

Otoniel Guevara recordó también en la red social que fueron los poetas de la Fundación Metáfora, de la que formaba parte, los que se encargaron de traerlo al país en 2007. "Hasta hoy me entero que en la nomenclatura criolla somos o fuimos el comunismo salvadoreño. Duele su muerte", escribió Guevara. 

Con el fallecimiento de Yevtushenko, se cierra toda una época, la de los poetas soviéticos que llenaban estadios de fútbol tras la muerte de Stalin.

El poeta ruso también viajó en los años 60, en pleno franquismo, a España, donde estuvo dos meses y escribió numerosos poemas dedicados a Federico García Lorca.

Defendió la Revolución Cubana y llegó a viajar a La Habana para reunirse con Fidel Castro, pero después fue declarado persona non grata tras defender a un escritor represaliado por el régimen.

"A la izquierda, muchachos, siempre a la izquierda, pero no más a la izquierda, de vuestro corazón", rezaba su poema dedicado al Che Guevara.

Desde su exilio en Oklahoma, según sus allegados, abogó hasta el día de su muerte, víctima de un cáncer, por la amistad entre Rusia y Estados Unidos. 

Tags:

Lee también

Comentarios