Lo más visto

Más de Farándula

con 40 y sigue bailando

Enrique Iglesias ha logrado que su nombre y su apellido tengan vida propia a pesar de ser hijo de un ídolo: Julio Iglesias. El novio de Anna Kournikova llegó a los 40 años y sigue sin querer casarse.
Enlace copiado
Enlace copiado
Con 10 discos a sus espaldas y un récord de 25 canciones en el primer puesto del Billboard latino, Enrique Iglesias hace tiempo que dejó de ser “hijo de” para ganarse un nombre propio en el panorama musical. En medio de su exitosa gira “Sex and Love Tour”, el cantante español afincado en Miami cumplió ayer 40 años disfrutando de uno de los mejores momentos de su carrera.

Tras “Euphoria”, sus fans tuvieron que esperar cuatro años hasta que en marzo de 2014 salió a la venta su nuevo disco dedicado al sexo y el amor. Y el “rey del pop latino” no defraudó: hits como la bachata “Loco”, a dúo con Romeo Santos, o “Noche y día”, con Juan Magán, sonaron una y otra vez en radios y clubes, aunque la palma se la llevó su single “Bailando”: además de ocupar el décimo puesto en el “top ten” mundial de canciones más vendidas, la versión en español del videoclip terminó el año con 587 millones de visitas en YouTube, solo superada por el “Dark Horse” de Katy Perry.

“El amor y el sexo es lo que nos toca a todos los seres humanos por igual”, contaba en una entrevista con Elle, con motivo de la presentación del disco. Sin embargo, y pese a la imagen que proyecta cuando se sube a un escenario, no se considera precisamente romántico. “¡Uy, si la gente supiera...!”, exclamaba citando a su novia desde hace más de una década, la extenista Anna Kournikova. “Es más, creo que al final es por eso que escribo canciones. En ellas está el romántico”, añadía apuntando que es su forma de desahogarse.

El hijo menor de Julio Iglesias e Isabel Preysler nació en Madrid el 8 de mayo de 1975. Sus famosos padres se divorciaron tres años después, y el pequeño Enrique se crió en Miami con su niñera, Elvira Olivares. Fue ella quien lo ayudó, prácticamente en secreto, a financiar su primera maqueta para darse a conocer entre las discográficas. Y así, recién estrenados los 20 años, debutaba con su primer disco, “Enrique Iglesias”, que incluía sencillos como “Por amarte” y “Experiencia religiosa”. Vendió seis millones de copias y le valió un Grammy.

No contento con su éxito en el pop latino, en 1999 decidió dar el salto al mercado anglosajón con su primera canción en inglés, el hit “Bailamos”. Con este pegadizo tema que formaba parte de la banda sonora de “Wild Wild West”, de Will Smith, Iglesias lograba colocarse por primera vez en el número 1 del Billboard Hot 100 en Estados Unidos. La canción formaba parte de su disco “Enrique”, en el que entre otras colaboraciones cantaba a dúo con Whitney Houston “Could I Have This Kiss Forever”.

Desde entonces lleva más de 100 millones de discos vendidos, con éxitos como “Hero”, “Quizás” o “Cuando me enamoro”, en el que colaboraba Juan Luis Guerra. Eso sí, aunque su nómina de premios y éxitos es la envidia de muchos artistas -un Grammy, cuatro Grammy Latinos o 13 primeros puestos en el Billboard dance, entre otros- aún le queda un largo camino para igualar a su padre: el cantante de “Hey!” o “Por el amor de una mujer” tiene dos récord Guinness: como el artista que más discos ha vendido en más idiomas y como el latino que más discos ha vendido de la historia.

Tags:

  • enrique iglesias
  • sex and love tour
  • bailando
  • grammy
  • billboard
  • julio iglesias
  • anna kournikova

Lee también

Comentarios