¿Víctima o abusadora del bótox?

Courteney Cox y Nicole Kidman aceptaron que el uso del botox fue lo peor que pudieron haber hecho.
Enlace copiado
Enlace copiado
La actriz Renee Zellweger está dando mucho que hablar después de que se presentara en la noche de los Oscar con una piel extremadamente perfecta, sin una sola arruga en la frente y con el rostro más cambiado de lo normal.

Ya es costumbre verla siempre perfecta y estilosa. Sin embargo últimamente parece que la perfección se le está yendo de las manos. Desde las redes sociales se hicieron eco del comportamiento que tuvo Zellweger cuando presentaba el premio junto a su compañero de reparto en "Chicago", Richard Gere. Para muchos, a la actriz le costaba mantenerse quieta, se movía hacía los lados y las facciones de la cara estaban muy rígidas y algo rojizas.

Zellweger no es ni será la única en recurrir al botox para acudir prefecta a una alfombra roja en un evento tan importante como los Oscar o resistirse a la vejez. Otras famosas como Nicole Kidman, Jennifer Aniston o Kylie Minogue han admitido probar este procedimiento para parecer más joven.

Pero, el director de cine Martin Scorsese explica el gran problema del botox en las actrices: "Hoy en día es muy difícil encontrar a actrices que soporten primeros planos con expresiones naturales. Que transmitan emoción, que no se hayan perdido en los excesos del bótox". Esta tarea se antoja complicada en un mundo cada vez más competitivo, especialmente el de Hollywood, donde la arruga penaliza y las "condena a muerte".

Tags:

  • Courteney Cox
  • Nicole Kidman
  • Renee Zellweger
  • botox
  • arrugas
  • Martin Scorsese
  • Hollywood

Lee también

Comentarios

Newsletter