Internacionales ¿Te lo perdiste?

$200,000 confirmados en sobornos a la FESFUT

La venta de los derechos para el mundial de Rusia dejó considerables pagos para Reynaldo Vásquez y dos exdirectivos de la FESFUT que la Fiscalía se resiste a identificar con nombres.
Enlace copiado
$200,000 confirmados en sobornos a la FESFUT

$200,000 confirmados en sobornos a la FESFUT

Enlace copiado

Fabio Tordin, exdirectivo de Media World, empresa beneficiada con los derechos por la red de corrupción de la FIFA -según la Fiscalía de Estados Unidos (EUA)–, confirmó ayer durante su testimonio en la corte de Brooklyn que la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) recibió cientos de miles de dólares en pago por sobornos.

Por este caso, la Fiscalía de Estados Unidos señala al expresidente de la FESFUT Reynaldo Vásquez y a dos dirigentes más, de quienes aún no se sabe sus identidades, por los delitos de lavado de dinero, fraude y pago de sobornos.

Ayer, en la quinta semana en la que se desarrolla el juicio contra tres exdirigentes de la FIFA de Sudamérica, Tordin confirmó que los federados salvadoreños recibieron por lo menos $200,000 para que su empresa tuviera los derechos de transmisión de los partidos de clasificación para la Copa del Mundial de Fútbol de 2018, que se celebrará en Rusia.

Según los documentos de la corte, los acuerdos para concretar este negocio se hicieron entre Tordin, Vásquez y un “alto directivo” de la FESFUT en 2012, que la Fiscalía todavía no se decide a nombrar. Tordin confirmó ayer el pago del dinero, que se hizo mediante una transacción a un banco panameño y que luego se envió a una cuenta a nombre del expresidente de la FESFUT.

Con el testimonio de Tordin, la Fiscalía estadounidense confirma su hipótesis sobre la participación de los acusados en este juicio: José María Marín, José Ángel Napout y Manuel Burzaco; pero además, también confirma que Reynaldo Vásquez fue parte de esta red de corrupción dentro de la FIFA.

Además de confirmar los pagos por sobornos a la FESFUT, Tordin dijo también durante su intervención ante el jurado que las federaciones de fútbol de Costa Rica, Honduras y Guatemala también recibieron pagos de más $400,000 para que su empresa obtuviera los derechos de transmisión de las eliminatorias para el mundial.

Los documentos que amparan la versión de la Fiscalía y el mismo testimonio de Tordin también confirman que los dirigentes del fútbol confederado de El Salvador, Honduras, Costa Rica y Guatemala ya habían comenzado con las negociaciones para vender los derechos de las clasificatorias del mundial de Catar, que se celebrará en 2022.

Hay más personas que están dentro de la mafia que vendió los derechos de transmisión de las eliminatorias. Pero hasta este momento, los investigadores estadounidenses que llevan el caso no han querido revelar la identidad de ellos.

Ya Tordin se había declarado culpable de los cargos desde 2015.

La acusación original de los fiscales contra los tres exdirigentes de la federación salvadoreña indica que recibieron $450,000 en sobornos. Como parte del caso han incluido los partidos arreglados, que en ese momento se llamaron “amistosos”.

Un caso de impacto mundial

El juicio contra tres exdirigentes sudamericanos de la FIFA, entre ellos Tordin –brasileño–, continúa en su quinta semana en la corte Nueva York.

El llamado FIFAGate ha tenido su propia dosis de intriga. Muertes violentas, amenazas en público, involucramiento de figuras amadas por los fanáticos, acercamientos con la expresidenta Cristina Fernández y otros detalles se han conocido en las recientes semanas del juicio contra los tres involucrados en la red de corrupción y lavado de dinero.

Pero además de los nuevos nombres de involucrados, entre los primeros cinco días también ocurrieron dos muertes de otros involucrados y también se supo que el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, vinculado al caso, fue diagnosticado con cáncer apenas reinició el juicio esta semana.

Hasta ahora, cuatro testigos relevantes han declarado en la corte de Brooklyn, en Nueva York, la misma donde en su momento deberá comparecer Vásquez, una vez haya cumplido la condena en El Salvador.

Alejandro Burzaco, empresario brasileño, que como ya se dijo se declaró culpable; Santiago Peña, empleado de la empresa Full Play, quien entregó documentos del pago de sobornos a las autoridades estadounidenses; Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol; y Eladio Rodríguez, exempleado de la empresa Torneos, son quienes han desfilado por el estrado como testigos presentados por la Fiscalía de EUA.

El juicio ha estado marcado por el escándalo desde el inicio. La emotiva intervención del primer testigo, el argentino Alejandro Burzaco, fue suspendida el segundo día. Los fiscales estadounidenses dijeron que uno de los acusados había amenazado al testigo cuando este ingresó al estrado.

Entre algunos de los nuevos detalles figura la hipótesis de la Fiscalía estadounidense, que sostiene que los pagos de los sobornos que hacían los exdirectivos sudamericanos a otros involucrados en el caso se hacían utilizando claves como “Cristina” o “El Papa”.

De hecho, el segundo testigo confirmó esta versión de los fiscales y dijo además que cuando se realizaban las transacciones ilícitas todos se referían a los directivos sudamericanos del fútbol con nombres de marcas de vehículos reconocidas, como “Honda”, “Mercedes Benz”, “Fiat” o “Kia”.

Partido con Argentina

El primer testigo, Burzaco, manifestó durante su intervención que Juan Ángel Napout, José María Marín y Manuel Burga, los tres ex altos directivos de la FIFA, pagaron por lo menos $160 millones a varios jugadores, incluidos el capitán Lionel Messi, para asegurarse de que la Albiceleste participara en varios partidos amistosos y ganara los encuentros. También dieron dinero a unos 30 dirigentes del fútbol y a dos funcionarios públicos.

Uno de esos partidos fue “un amistoso” en el que la selección argentina venció a la selección de El Salvador 2-0 en 2015 en Florida, Estados Unidos. El capital de la Albiceleste, Lionel Messi, no entró al campo de juego y solo observó el encuentro desde la banca.

Burzaco, que era el dueño de la empresa de telemarketing, involucrada en el proceso, Torneos y Competencias, dijo que además del pago a los jugadores de la selección argentina de fútbol para hacer crecer el negocio que tenía la red de corrupción en la FIFA, también intentaron tener varios acercamientos con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Según dijo Burzaco durante, en 2011, Hernán López, exdirector de la cadena de televisión de deportes Fox Sport, le pidió ayuda para pactar una reunión con la entonces presidenta argentina, pero al final de su intervención el empresario no dio más detalles sobre este evento y dijo que no recordaba si la reunión con la presidenta finalmente se dio.

Las audiencias continúan, porque faltan muchos involucrados que pasen a dar su testimonio. Es muy poco probable que la situación mejore para ellos, incluido al exdirigente de la FESFUT Vásquez. Más bien, podría empeorar.

Otro hecho curioso es que desde que comenzó el juicio en el tribunal neoyorquino, dos personas involucradas han muerto en circunstancias violentas.

 

$450,000
es lo que recibieron, como mínimo, tres exdirectivos de la FESFUT como sobornos, según arrojó la investigación que hicieron los abogados en EUA.
  $160 millones
el total de dinero que transfirieron los operativos de la red de corrupción en la FIFA a diferentes directivos, jugadores y funcionarios públicos que aceptaron involucrarse.
  $15 millones
recibieron Fox Deportes y Televisa, según declaraciones del testigo Alejandro Burzaco, por los mundiales de 2026 y 2030.

 

Los primeros extraditados

Juan Ángel Napout, Manuel Burga y José María Marín son los primeros involucrados en la red de sobornos y lavado de dinero de la FIFA en ser extraditados hacia Estados Unidos. Allí van a rendir cuentas ante la corte de Brooklyn (Nueva York). Esa misma suerte le espera al expresidente de la FESFUT Reynaldo Vásquez.


Napout, uruguayo, era miembro de la FIFA. También estuvo en varios comités de la organización, incluido el Comité Disciplinario y el Organizador de la Copa Mundial y presidente y vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL).


Burga fue presidente de la Federación Peruana de Fútbol entre 2002 y 2014, miembro de CONMEBOL y del Comité de Desarrollo de la FIFA. En tanto, Marín dirigió la Federación de Brasil de Fútbol (CBF) entre marzo de 2012 y abril de 2015. Fue miembro de los comités de la Copa Olímpica de Fútbol, Organizador de la Copa Mundial y de la Copa Confederación y también consejero especial de la FIFA. 


Los tres son señalados de ser los principales coordinadores de la red de corrupción que pagó sobornos millonarios para arreglar partidos, garantizar derechos de transmisión de varios mundiales de fútbol y lavó activos dentro y fuera de Estados Unidos.

 

FATAL
El mismo día en el que el testigo vinculó en su intervención a dirigente del fútbol argentino, Pablo Dehlon, que se desempeñaba como asesor en la presidencia de Cristina Fernández, se supo de su muerte.

Lee también

Comentarios

Newsletter