Lo más visto

40 huérfanos tibetanos rehacen su vida a través de las artes marciales mixtas

Su estancia y su formación deportiva allí se ha dado gracias a la ayuda de un benefactor llamado Mis-ter Enbo, quien también es originario de Aba y se ha hecho cargo de ellos.
Enlace copiado
40 huérfanos tibetanos rehacen su vida a través de las artes marciales mixtas

40 huérfanos tibetanos rehacen su vida a través de las artes marciales mixtas

Enlace copiado
Un grupo de 40 jóvenes tibetanos, que quedaron huérfanos tras el terremoto que arrasó el condado chino de Wenchchuan en 2008, tratan de rehacer sus vidas a través de la práctica de las artes marciales mixtas.
 
Atrás quedó aquella tragedia de hace nueve años. Con solo un par de guantes, tatamis y sacos de boxeo estos jóvenes han encontrado en diversas disciplinas la mejor forma de sobrellevar la ausencia de sus progenitores.
 
Viven y se entrenan en el Centro Enbo, ubicado en la ciudad de Chengdu. Sin embargo, todos son procedentes de Aba, prefectura "autónoma" tibetana en el norte de la provincia de Sichuan.
 
Su estancia y su formación deportiva allí se ha dado gracias a la ayuda de un benefactor llamado Mis-ter Enbo, quien también es originario de Aba y se ha hecho cargo de ellos.
 
Cuando ocurrió el fatal sismo, Enbo trajo a estos niños de aldeas devastadas, donde las condiciones de vida eran precarias y las necesidades diarias normales eran considerables como lujos, por lo cual se ha encargado además de inculcarles una perspectiva completamente nueva sobre la vida.
 
Fue miembro de la Policía Especial, pero además ha sido entrenador de sanda, boxeador, entusiasta de las MMA y filántropo.
 
Para su formación deportiva, los 40 jóvenes reciben entrenamiento por parte de profesionales en las diferentes modalidades de combate en las que ellos deseen adentrarse.
 
Viven juntos y son supervisados por un grupo de personas que cuidan de ellos y cubren todas sus necesidades en cuanto a vestimenta, alimentación y atención médica.
 
Además, los 40 jóvenes toman clases de mandarín y todos los domingos se dirigen al centro de la ciudad para disfrutar de películas en cine, piscinas y comida de restaurantes locales.
 
En el centro de entrenamiento cuentan con acceso a salones de clase, casilleros para guardar sus pertenencias, docenas de sacos de boxeo y dos cuadriláteros de boxeo con las respectivas medidas olímpicas.
 

Tags:

  • tibet
  • internacionales

Lee también

Comentarios