Lo más visto

40 muertos y 70 heridos por atentado contra santuario chiita en Irak

El ataque se produce tras el devastador atentado que mató a 292 personas el domingo pasado en un popular barrio comercial de Bagdad, según datos del Ministerio de Sanidad, uno de los peores desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003. La bomba estalló en el barrio de Al Karada pocos días antes del fin del Ramadán.
Enlace copiado
40 muertos y 70 heridos por atentado contra santuario chiita en Irak

40 muertos y 70 heridos por atentado contra santuario chiita en Irak

40 muertos y 70 heridos por atentado contra santuario chiita en Irak

40 muertos y 70 heridos por atentado contra santuario chiita en Irak

Enlace copiado
Al menos 40 personas murieron y 74 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado en la noche del jueves en un santuario chiita en Balad, al norte de Bagdad, que fue reivindicado por el Estado Islámico (EI), según las últimas cifras de la policía y fuentes médicas.

Según la policía, tres atacantes suicidas se hicieron pasar por efectivos de la seguridad de las milicias chiitas aliadas al Gobierno de Bagdad. Pero tras negarse a mostrar sus documentos de identidad a la entrada del santuario Imam al Sayed Mohammed bin Ali, dos de ellos detonaron sus cinturones explosivos, explicó el portavoz.

El tercero lanzó dos granadas de mano al patio interior de la mezquita, que estaba lleno de gente, antes de hacerse volar también por los aires.

Las autoridades de la provincia de Saladino decretaron un toque de queda en Balad y otras ciudades de la región. El gobernador de la provincia, Ahmed al Yaburi, hizo un llamamiento a la unidad de la población. "El terrorismo busca sembrar la semilla de la discordia y el odio entre la gente de la provincia", dijo en un comunicado.

Por otra parte el influyente clérigo chiita Muqtada al Sader ordenó a su milicia ir a Balad, a 80 kilómetros de Bagdad, a proteger el santuario y a sus fieles.

El ataque se produce tras el devastador atentado que mató a 292 personas el domingo pasado en un popular barrio comercial de Bagdad, según datos del Ministerio de Sanidad, uno de los peores desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003. La bomba estalló en el barrio de Al Karada pocos días antes del fin del Ramadán.

El máximo líder chiita en Irak, el clérigo Ali al Sistani, condenó hoy los dos atentados y acusó al EI de intentar fomentar la lucha sectaria en el país, al tiempo que exigió "cambios sustanciales" en los altos cargos y en el aparato de seguridad.

"Ser laxo con los (funcionarios) corruptos e ineficientes a costa de la sangre y las vidas de civiles es insostenible", dijo su representante Ali al Safi en un sermón en una mezquita en Karbala.

Precisamente el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, destituyó hoy a funcionarios de seguridad de alto rango tras del atentado de Bagdad. Según informó la televisión estatal Al Arabiya, el jefe de Gobierno relevó a Abdul Amir al Shammari como jefe de operaciones de Bagdad y a otros funcionarios de seguridad y de inteligencia de la ciudad.

El autodenominado Estado Islámico considera que los chiitas son herejes que no siguen el verdadero islam y ha atentado en numerosas ocasiones contra barrios o mezquitas de seguidores de esa rama.

Las fuerzas del Gobierno iraquí, dominado por chiitas, declararon la "liberación total" de Faluya, en el oeste del país, pero el EI sigue teniendo bajo control Mosul, la segunda mayor ciudad del país.

Tags:

  • irak
  • estado islámico

Lee también

Comentarios