45,000 peregrinos caminan a Fátima a dos días de la visita papal

Esta semana el humilde poblado de Portugal afina detalles para la visita del papa y para la canonización de dos pastorcillos.
Enlace copiado
Devoción.  El papa le guarda una enorme devoción a la Virgen. Este sábado canonizará a los pastorcillos Jacinta y Francisco.

Devoción. El papa le guarda una enorme devoción a la Virgen. Este sábado canonizará a los pastorcillos Jacinta y Francisco.

Visita. El papa Francisco realizará, el viernes y el sábado, una visita de dos días a Fátima con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen en esta localidad.

Visita. El papa Francisco realizará, el viernes y el sábado, una visita de dos días a Fátima con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen en esta localidad.

Actos. En el santuario visitará la Capilla de las Apariciones y participará en la Procesión de las Velas, donde rezará el rosario nocturno.

Actos. En el santuario visitará la Capilla de las Apariciones y participará en la Procesión de las Velas, donde rezará el rosario nocturno.

45,000 peregrinos caminan a Fátima a dos días de la visita papal

45,000 peregrinos caminan a Fátima a dos días de la visita papal

Enlace copiado
Cerca de 45,000 peregrinos se dirigen a pie al santuario portugués de Fátima, que este viernes recibe la visita del papa Francisco con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen en esa localidad.

Los números, recopilados por el Servicio de Acogida al Peregrino, fueron divulgados ayer en la página web oficial de la visita papal y ya superan las anteriores previsiones, que apuntaban a que un total de 40,000 peregrinos llegarían a Fátima a pie.

La cifra solo incluye las peregrinaciones organizadas y comunicadas al santuario, por lo que el número final, en el que se incluyen los peregrinos que han decidido ir a Fátima por cuenta propia, sería todavía mayor que el conocido ayer.

A lo largo de los diferentes caminos que los peregrinos siguen a Fátima existen unos 70 puestos de acogida que cuentan con el apoyo de 1,500 voluntarios, entre médicos, enfermeros y auxiliares, así como asistencia espiritual.

Las autoridades han puesto en marcha una operación especial para garantizar la seguridad de los peregrinos durante esta época, a quienes aconsejan que viajen en grupo, con chalecos reflectantes y que siempre que sea posible opten por caminos pedestres para poder evitar accidentes.

El papa Francisco llega a Fátima el viernes y permanecerá cerca de 24 horas en el santuario, donde se espera que se concentre cerca de un millón de personas.

Recuerdos

La pequeña localidad de Fátima se ha engalanado para recibir al papa.

Nada queda de aquel descampado con encinas, llamado Cova da Iria, en el que en 1917 los pastores Francisco, Jacinta y Lucía aseguraron haber visto a una “señora” que les confió tres secretos.

Fátima era una pequeña aldea rural, pobre y católica, donde residían unos centenares de aldeanos.

En 2017 el desafío es significativamente mayor porque todos los ojos de la comunidad católica estarán puestos en Fátima, que se ha sometido en los últimos meses a un completo lavado de cara.

La atención se centrará en la Capilla de las Apariciones, corazón del santuario y el edificio más antiguo del recinto.

Esta pequeña ermita popular se mantiene casi tal y como fue erigida en 1919, a pesar de que dos años después parte de ella tuvo que ser reconstruida tras un atentado con explosivos perpetrado por un grupo “antifatimista”.

La mayor renovación de cara a la visita papal se ha producido en su explanada exterior, que ha sido asfaltada para la ocasión.

La imagen de Nuestra Señora de Fátima, en un pedestal colocado donde estaba la encina sobre la que apareció la Virgen, domina la capilla que concentró en sus orígenes la fe de una sociedad marcada por la Primera Guerra Mundial, la tensión de la llegada de la República lusa y varias epidemias entre las que se encontraban la tuberculosis y la gripe española.

Fue precisamente la gripe española la que acabó con la vida de dos de los niños pastores pocos años después de las apariciones. Su muerte dejó como única superviviente a Lucía, quien falleció en 2005 tras una vida dedicada a la Orden de las Carmelitas Descalzas.

Los cuerpos de los tres pastorcitos descansan en otro edificio del santuario, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, inaugurada en 1953 en pleno auge de la dictadura en Portugal.

Este es el templo, situado estratégicamente en el lugar más elevado del recinto, que por estos días ha sido objeto de importantes obras de restauración y conservación para recibir al pontífice.

El otro gran templo de Fátima es la Basílica de la Santísima Trinidad, el mayor del recinto, con capacidad para más de 8,600 personas sentadas y un imponente altar en el que hay espacio para un centenar de concelebrantes.

Milagro de Fátima presente

El niño brasileño presuntamente curado gracias a un milagro obrado por los dos hermanos pastores de Fátima, que serán canonizados este sábado por el papa, estará presente en la ceremonia.

En la página web oficial de la visita del pontífice al santuario portugués se informa de que el menor, cuya identidad no ha sido desvelada, participará en la misa que oficiará el papa y durante la cual canonizará a los pastores Francisco y Jacinta.

Francisco (1908-1919) y Jacinta Marto (1910-1920) fueron los protagonistas de las apariciones de la Virgen en 1917 en Fátima, y fueron beatificados en 2000 por el entonces papa Juan Pablo II.

En este nuevo episodio, ambos serán canonizados el sábado por Francisco luego del presunto milagro de la curación de un niño brasileño en 2013.

El pequeño, que entonces tenía seis años, sufrió una caída desde una ventana y quedó en estado de coma, con una lesión cerebral grave.

La familia rezó a Nuestra Señora de Fátima para pedir la curación del menor, que tres días después recibió el alta.

Este momento es esperado con gran fervor entre los feligreses. Además de la celebración de los 100 años de las apariciones, también será la primera vez que Francisco atienda a un viaje solamente como un peregrino, ya que no hará actos oficiales. Sí oficiará, sin embargo, una misa y también participará de un rosario.

Francisco tendrá también un momento de reflexión en la gruta, ya que dentro su vida de servicio siempre se ha mostrado como un gran devoto de la Virgen.

Lee también

Comentarios

Newsletter