ACNUR pide luchar contra delitos de odio y la xenofobia

Los delitos motivados por la raza se recuerdan en el día internacional contra este tipo de discriminación.
Enlace copiado
Enlace copiado
El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al-Hussein, instó ayer a los países a perseguir la incitación al odio y los delitos de odio, y a no dejar que se enquisten o prosperen la xenofobia y el racismo, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

“Nos enfrentamos a un mundo en el que las prácticas discriminatorias siguen estando a la orden del día”, señaló Zeid en una declaración, en la que dijo que el día 21 “es un recordatorio anual de que todos debemos redoblar los esfuerzos con miras a combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia, la incitación al odio y los delitos motivados por el odio”.

El diplomático jordano recordó que las personas de ascendencia africana siguen siendo víctimas de delitos de odio racista y de manifestaciones discriminatorias en todos los ámbitos de la vida.

El antisemitismo “sigue asomando su fea cabeza” en Estados Unidos, Europa, Oriente Próximo y otras regiones, y en numerosos países, las mujeres musulmanas que se cubren con el velo islámico son objeto de insultos e incluso de agresiones físicas cada vez más frecuentes, señaló.

En América Latina, a los pueblos indígenas se les sigue estigmatizando, hasta en los medios de comunicación, añadió.

“Resulta evidente en todo el mundo el peligro que entraña la demonización de grupos de población específicos”, sostuvo, y dijo que en Sudáfrica se han reproducido disturbios xenófobos y actos de violencia contra los inmigrantes.

En Sudán del Sur, la polarización de las identidades tribales ha llevado al país al borde de una guerra étnica generalizada y en Birmania los musulmanes de etnia rohingya han sido víctimas de horrendas violaciones.

“Las expresiones que generan miedo y desprecio entrañan un potencial de consecuencias reales que a menudo llegan a manifestarse”, advirtió Zeid, quien proporcionó datos concretos para subrayar su argumentación.

Las estadísticas del Gobierno británico apuntaron a un súbito aumento de las denuncias por presuntos delitos de odio en las semanas que siguieron al referendo sobre el “brexit” y las cifras proporcionadas por el FBI indican un alza del número de delitos motivados por el odio que se perpetraron en todo el país en 2015, año en que comenzó con ímpetu la campaña presidencial.

Lee también

Comentarios

Newsletter