Abogados del “Chapo” alegan maltrato en cárcel

Ante la apabullante presencia del “Chapo” en la prensa desde su reciente captura, los mexicanos creen que el tema sirve para distraer a la población de otros temas nacionales.
Enlace copiado
Altiplano.  Agentes federales y del Ejército custodian el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, de donde escapó el capo.

Altiplano. Agentes federales y del Ejército custodian el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, de donde escapó el capo.

Reclamos.  El abogado del capo, José González, habla frente a la prensa luego de solicitar que se pare el proceso de extradición de su famoso cliente ante la Corte Suprema mexicana.

Reclamos. El abogado del capo, José González, habla frente a la prensa luego de solicitar que se pare el proceso de extradición de su famoso cliente ante la Corte Suprema mexicana.

Abogados del “Chapo” alegan maltrato en cárcel

Abogados del “Chapo” alegan maltrato en cárcel

Enlace copiado
Juan Pablo Badillo, uno de los abogados del capo Joaquín “el Chapo” Guzmán, calificó el miércoles de “flagrante abuso de autoridad” que a su cliente no se le permita ver a sus defensores en el penal de máxima seguridad del Altiplano.

El letrado dijo a Efe que en esa prisión ubicada en el central estado de México, de la que escapó hace seis meses a través de un túnel de 1.5 kilómetros, Guzmán está en un estado “de secuestro” porque las autoridades deciden con quién puede hablar y por cuánto tiempo.

“Es un flagrante abuso de autoridad; no le permiten el acceso de sus abogados (...) porque el reglamento del centro penitenciario no lo permite, lo cual es una tontería”, señaló.

Fuentes del gobierno federal indicaron el martes en la noche que el narcotraficante no había recibido visitas desde su reclusión el viernes pasado.

Sin embargo, el ministro de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, aseguró que tal incomunicación no existe y, como consta en el registro de la prisión, el martes se entrevistó con uno de sus abogados.

Por otro lado, Badillo negó la posibilidad de que su cliente dijera a Sean Penn que distribuye “más heroína, metanfetaminas y cocaína que nadie en el mundo” como el actor estadounidense asegura en el relato de su encuentro con Guzmán publicado por la revista Rolling Stone.

Badillo confirmó que la semana pasada se presentaron varios recursos en contra de la extradición de Guzmán a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por narcotráfico, lavado de dinero y homicidio, entre otros. Sobre el papel de Kate Del Castillo en la entrevista, en la que sirvió de traductora, y la comunicación que mantuvo con “el Chapo” en los últimos meses vía mensajes de texto por teléfono, dijo que le corresponde a ella y a Guzmán aclarar su contenido.

Sin embargo, ayer las autoridades mexicanas negaron la versión del abogado del capo. Según dijeron, el narcotraficante se encuentra “en perfectas condiciones de salud”, no está incomunicado y es tratado como cualquier otro objetivo prioritario del Gobierno mexicano, aseguró ayer una fuente oficial.

El titular del Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero, declaró a la emisora Radio Fórmula que el líder del cartel del Sinaloa fue sometido a “exámenes médicos de todo tipo”, los cuales confirman que tiene un “buen estado de salud”.

Lo único, dijo, es que tiene molestias en las rodillas, “una inflamación” por la que se le está dando tratamiento médico.

Dichas molestias se deben al recorrido de 1.5 kilómetros que hizo a gatas el viernes pasado por la red de drenaje para escapar de una operación federal lanzada ese día en una casa de Los Mochis, en el noroccidental estado de Sinaloa, para capturarlo.

Varias horas después fue detenido junto con su jefe de seguridad cuando circulaba en un vehículo robado por una carretera que conduce a la localidad de Navojoa y fue recluido en la prisión del Altiplano.

Guerrero aseguró ayer que es “totalmente falso” que el capo esté incomunicado, como han denunciado varios de sus abogados, y añadió que tres de ellos, a los que identificó como José Refugio Rodríguez, Cynthia Castillo y Carlos Castillo, han estado en dos audiencias con relación a la extradición a Estados Unidos celebradas en la prisión del Altiplano.

El funcionario dijo que hasta ahora Guzmán solo ha registrado a esos letrados y aclaró que el capo puede tener los abogados que desee, pero debe nombrar “a un coordinador” para que sea el interlocutor, porque “no pueden entrar todos” al penal ubicado en el central estado de México.

Con relación a los familiares, precisó que ninguno ha realizado el trámite de registro en la cárcel para visitarlo, el cual puede tardar “15 días”, y comentó que antes de fugarse del Altiplano recibía visitas de sus parientes.

Señaló que Guzmán es traslado de lugar de manera constante dentro del centro penitenciario, pero dijo que ello aplica también para el resto de delincuentes definidos por el Gobierno como prioritarios, de acuerdo con un protocolo establecido “ya hace algunos meses”, que también establece que sean vigilados “física y electrónicamente”.

Una fuente del Gobierno que pidió el anonimato detalló estos días que ya “no hay puntos ciegos en las celdas”, como el que permitió al capo fugarse en julio pasado, y se cuadruplicó el número de cámaras en el penal.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, aseguró el miércoles que Guzmán “no va a salir una vez más (de la prisión); se han tomado todas las medidas para evitarlo”, tras admitir que una tercera fuga “sería imperdonable”, luego de que su anterior fuga avergonzó internacionalmente al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Lee también

Comentarios

Newsletter