Activistas denuncian incertidumbre entre los inmigrantes

Causa malestar que Trump no reconozca aporte del sector.
Enlace copiado
Escépticos.  A pesar del anuncio, inmigrantes sostienen que no pueden confiarse de un presidente que los ha mantenido en zozobra.

Escépticos. A pesar del anuncio, inmigrantes sostienen que no pueden confiarse de un presidente que los ha mantenido en zozobra.

Enlace copiado
Varios grupos pro derechos civiles y de los hispanos denunciaron ayer la incertidumbre que genera el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entre los indocumentados, después de que este jueves rescindió la acción diferida que debía beneficiar a los padres indocumentados de hijos con estatus legal.

Esta normativa, que estaba bloqueada por los tribunales estadounidenses desde 2015, eximía temporalmente de la deportación a unos 3.6 millones de indocumentados, según un estudio del Migration Policy Institute.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció este jueves en un comunicado que se ponía fin inmediato al memorando de noviembre de 2014 por el cual el gobierno del presidente Barack Obama (2009-2017) protegía de la deportación a padres de hijos regularizados a través de esta acción diferida, conocida como DAPA.

En este sentido, se criticó que el presidente Donald Trump haya asegurado repetidamente que las autoridades migratorias únicamente deportan a criminales mientras que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detiene a personas sin antecedentes.

Varios representantes de organizaciones pro derechos civiles y derechos de los latinos coincidieron con opiniones al señalar la creciente preocupación de las personas sin documentos desde la llegada de Trump.

Lee también

Comentarios

Newsletter