Lo más visto

Más de Internacionales

Acusación fiscal revela más excentricidades de Pérez Molina y Baldetti

La Fiscalía dijo que el dinero defraudado habría ido a parar a la compra de joyas, ropa, pago de empleados, pago de tarjetas de crédito, viajes y regalos. A Baldetti se le encontraron viajes y más de $27,000 en zapatos y ropa de diseñador.
Enlace copiado
Enferma. La exvicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti es vista esposada en la sala de audiencias en la Corte Suprema. Baldetti dijo que se mantiene delicada de salud y que desea que este proceso acabe.

Enferma. La exvicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti es vista esposada en la sala de audiencias en la Corte Suprema. Baldetti dijo que se mantiene delicada de salud y que desea que este proceso acabe.

Acusación fiscal revela más excentricidades de Pérez Molina y Baldetti

Acusación fiscal revela más excentricidades de Pérez Molina y Baldetti

Acusación fiscal revela más excentricidades de Pérez Molina y Baldetti

Acusación fiscal revela más excentricidades de Pérez Molina y Baldetti

Enlace copiado
La fiscalía guatemalteca acusó formalmente ayer al expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y a su exvicepresidenta Roxana Baldetti de ser los jefes de una megaestructura que cooptó el Estado, con el fin de lavar dinero para financiamiento ilícito y beneficio propio.

El caso denominado La Cooptación del Estado señala a 70 personas, entre exfuncionarios, empresarios y particulares, de haberse coludido para saquear las arcas del Estado.

La estructura “estaba dedicada a cometer varios ilícitos, entre ellos el financiamiento ilícito, cohecho y lavado de dinero”, dijo el fiscal Julio Barrios Prado a Pérez Molina frente al juez.

El exmandatario, actualmente en prisión y bajo proceso por otro caso, rechazó las nuevas acusaciones en su contra.

La Fiscalía dijo que para cometer estos hechos Pérez Molina se unió al Partido Patriota (PP), el cual lo llevó a la presidencia en 2012, y que para ello recibió millones de quetzales en efectivo y a través de sociedades anónimas como financiamiento ilícito, dinero al cual le daban apariencia de legalidad.

“Ese dinero sirvió para comprar bienes y servicios para usted y Baldetti, entre propiedades inmuebles y vehículos de lujo, así como regalos por 33 millones de quetzales (unos $4.3 millones)”, dijo el fiscal.

El fiscal le imputó varios montos que pasan los 40 millones de quetzales ($5.2 millones), los cuales eran parte de comisiones ilícitas que habría recibido Pérez Molina y que repartió con Baldetti y el exsecretario privado de esta, Juan Carlos Monzón.

Hoy Monzón está preso, y como colaborador de la Fiscalía delató cómo estaba conformada la estructura y cómo se repartieron el dinero.

Hasta hoy la Fiscalía le ha acusado Pérez Molina junto a Baldetti de participar en tres casos: uno denominado La línea, en el cual una estructura defraudó al Estado a través de recibir sobornos de empresarios, con el fin de que estos les ayudaran a evadir impuestos.

Mientras que en abril pasado fueron acusados también de dirigir una estructura que habría recibido $24.5 millones por otorgar un contrato de ampliación portuaria a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

El tercer caso ha sido denominado La Cooptación del Estado, de donde se han desprendido hasta hoy al menos tres acusaciones de diferentes hechos de corrupción, dijo a la Associated Press el fiscal Juan Francisco Sandoval.

Además, Baldetti está ligada a otro contrato millonario fraudulento por la compra de una fórmula química supuestamente capaz de limpiar el contaminado lago de Amatitlán, en el central departamento de Guatemala, que resultó ser solo agua salada.

Por las acusaciones de La línea, iniciadas en abril de 2015, Pérez Molina tuvo que renunciar al cargo de presidente, así como su exvicepresidenta.

En el cuarto día de audiencias, la Fiscalía terminó la imputación de 57 de los 70 acusados que habrían participado de la estructura.

Durante los cuatro días de audiencia, seis personas que eran prófugos de la justicia se entregaron a las autoridades, quienes fueron imputadas y enviadas a prisión, entre ellos los banqueros Flavio Montenegro, exdirectivo del Banco G&T Continental, y Fernando Peña, también expresidente del Banco de Desarrollo Rural, BANRURAL, así como la asistente de Baldetti, Daniela Beltranena.

Pérez Molina quiere que se investigue a otros partidos

El expresidente Pérez Molina lamentó ayer que las autoridades judiciales no investiguen a otros partidos políticos que supuestamente recibieron financiación ilícita.

“Si no se hacen investigaciones parejas entonces lo que hay es un tipo de juicio político, porque si sabemos y se dan señalamientos de financiamiento, seguro que no fuimos solo nosotros”, declaró el exmandatario, previo a ingresar a la Sala de Vista de la Corte Suprema.

Pérez Molina, quien según el Ministerio Público (MP) es el cabecilla de esta estructura, dijo que cuando él compitió por la Presidencia en 2007 y 2011, los otros partidos tuvieron más recursos que el PP.

Sin embargo, apuntó: “Aquí no se mira a ninguna persona de las otras organizaciones”, lo que quiere decir que se ha “personalizado” la investigación.

Comentó que mucha gente buscar descargar el resentimiento, odio y frustración en su persona, porque por naturaleza el ser humano quiere echarle la culpa a alguien.

“Nosotros hemos cargado con esa culpa de los retrasos que se han dado en el país y lamentablemente se ha personalizado”, manifestó.

Por su parte, Baldetti dijo que está mal de salud y que solo desea poder curarse para terminar con esta “telenovela”.

Pérez Molina enfatizó que si no se investiga a otros colectivos y se personaliza la investigación, entonces “hay una selectividad que se convierte en puramente política”.

Ninguno de los dos exmandatarios ha aceptado ninguna culpa por los casos que pesan en sus espaldas y mantienen la postura de que esto es toda una “persecusión política”, que debe de ser aclarada en la Corte.

Tags:

Lee también

Comentarios