Acusan a Pell de abuso sexual en menores

El llamado “número tres” al mando del Vaticano tiene permiso para retirarse del cargo y defenderse.
Enlace copiado
Acusan a Pell de abuso sexual en menores

Acusan a Pell de abuso sexual en menores

Imputado.  George Pell, máximo jerarca de la Iglesia católica australiana, enfrenta cargos por abuso sexual en niños.

Imputado. George Pell, máximo jerarca de la Iglesia católica australiana, enfrenta cargos por abuso sexual en niños.

Enlace copiado
La Policía del estado australiano de Victoria imputó ayer al cardenal George Pell, encargado de las finanzas del Vaticano, por presuntos delitos de pederastia o abuso sexual en menores de edad y le citó a comparecer ante un tribunal el mes que viene.

Pell, máximo representante de la Iglesia católica australiana, es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80), en Victoria, y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001).

La policía de este estado confirmó en mayo que investigaba al cardenal, quien insiste en que no cometió delito. El cardenal ha sido citado a comparecer el próximo 18 de julio en Melbourne.

“La policía ha imputado al cardenal George Pell con delitos históricos de asalto sexual”, manifestó Patton. “Hay múltiples denuncias relacionadas con esos cargos”, añadió.

El subcomisionado insistió en que las acusaciones contra Pell aun no han sido examinadas en sede judicial, por lo que aseguró que la policía no hará más comentarios sobre el caso.

“El cardenal Pell, como cualquier otro imputado, tiene derecho a un proceso justo y por lo tanto es importante que el proceso pueda seguir su curso natural”, señaló el funcionario.

La archidiócesis de Sídney indicó en un comunicado que Pell ha “negado enérgicamente todas las acusaciones” y aseguró que el cardenal regresará a Australia para “limpiar su nombre” tan pronto como obtenga el permiso de los médicos. El cardenal repitió estos argumentos poco después en una comparecencia en el Vaticano durante la cual aseguró que el papa Francisco le ha concedido una excedencia para que pueda viajar a Australia a defenderse. Esto es equivalente a darle permiso de sus funciones clericales para dedicarse a defenderse.

Antes, en octubre del año pasado, Pell fue interrogado en Roma por policías australianos sobre las acusaciones por presuntos abusos sexuales cometidos entre 1976 y 2001.

No es la primera vez que el jerarca es acusado de abusos sexuales, ya que en 2002, cuando era arzobispo de Sídney, un hombre aseguró haber sido abusado sexualmente por él en 1961, cuando tenía 12 años.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter