Lo más visto

Acusan al Gobierno por cierre de programa radial independiente

A la emisora se le avisó por medio de una carta sin ningún tipo de “explicación”.
Enlace copiado
Enlace copiado
La periodista nicaragüense Patricia Orozco denunció ayer el “cierre intempestivo” de su programa radial independiente, “Onda local”, y acusó al Gobierno de haber ordenado el cese de sus transmisiones después de casi 17 años al aire.

“No nos cabe duda de que esta medida fue ordenada por el Gobierno”, dijo Orozco en declaraciones a dpa, al señalar que el cierre les fue notificado por una asociación de radiodifusión de corte oficialista.

“Onda local” se transmitía desde 2000 en radio La Primerísima y se difundía ampliamente en zonas rurales del interior analizando temas de autonomía y desarrollo municipal.

Era el único espacio de esa emisora con posiciones críticas al gobierno de Daniel Ortega.

Orozco dijo que la carta fue remitida por la Asociación de Profesionales de la Radiodifusión Nicaragüense (APRANIC), dueña de la radio, sin ofrecerles “ninguna explicación ni justificación”.

Destacó que el programa no tenía ninguna deuda con esa emisora.

“Pienso que el Gobierno quiere curarse en salud porque vienen elecciones municipales (5 de noviembre). Este programa llega a los municipios y nosotros tenemos mucho que decir”, agregó.

Recordó que reporteros del programa, que se transmitía todos los viernes, han sufrido varias amenazas y detenciones en la cobertura de marchas campesinas opositoras e investigaciones periodísticas.

La periodista anunció que piensan transmitir “Onda local” por internet y que al menos cinco radios del interior han ofrecido enlazar sus frecuencias a su página web esta misma semana.

El cierre del programa generó críticas en las redes sociales y otros pocos medios independientes del país, donde el Gobierno controla al menos 10 canales de televisión y 12 radioemisoras.

En un comunicado, PEN Internacional capítulo Nicaragua calificó el cierre como un “serio atropello a la libertad de expresión” y le exigió a APRANIC “que retire esa orden injustificada y le devuelva su espacio” al programa radial.

“Acciones como esta sitúan a Nicaragua dentro de la lamentable espiral de represión que se expresa en otros países centroamericanos, también con cierres, amenazas y ataques a periodistas, muchos de los cuales han llegado a perder la vida en el ejercicio de su profesión”, señaló PEN.
 

Lee también

Comentarios