Lo más visto

Agencia científica de la ONU advierte por calor intenso

Las temperaturas superan el umbral de los 40 grados centígrados y contando.
Enlace copiado
Agencia científica de la ONU advierte por calor intenso

Agencia científica de la ONU advierte por calor intenso

Agencia científica de la ONU advierte por calor intenso

Agencia científica de la ONU advierte por calor intenso

Clima peligroso.  La agencia científica de la ONU advirtió que los calores intensos constituyen una amenaza para los seres humanos y para la agricultura, pues no hay capacidad de enfrentarlos ahora.

Clima peligroso. La agencia científica de la ONU advirtió que los calores intensos constituyen una amenaza para los seres humanos y para la agricultura, pues no hay capacidad de enfrentarlos ahora.

Enlace copiado
La Organización Meteorológica Mundial (OMM) dijo ayer que analiza los picos de temperaturas alcanzados en las olas de calor que se registran últimamente en algunas zonas del hemisferio norte y que se pueden calificar como “nuevos récords”.

Los casos más extremos ocurrieron el pasado 29 de junio, cuando en la ciudad iraní de Ahwaz se llegó a los 53.7 grados de temperatura, mientras que Turbat, al suroeste de Pakistán, y en Mitrabah, en Kuwait, se alcanzaron los 54 grados en los primeros días de este mes.

“La ola de calor que golpeó la península ibérica a mediados de junio y se extendió al sureste de Europa y a los Balcanes, con temperaturas alrededor de los 40 grados la semana pasada, estuvo acompañada de varias tormentas de verano violentas”, dijo la portavoz de la OMM, Clare Nullis.

También Estados Unidos ha enfrentado temperaturas extremas, que la OMM no duda que tienen como uno de sus principales factores el cambio climático.

La situación ha sido particularmente crítica en el sureste de Estados Unidos, con lugares como la ciudad de Phoenix, en Arizona, donde se llegó a 48.3 grados centígrados a finales de junio, con 11 días consecutivos con una temperatura promedio de al menos 43 grados.

Esta situación perturbó durante ese período los vuelos comerciales, que no podían despegar con ese aire caliente.

Para los seres humanos la situación es también delicada, pues las temperaturas muy altas de día como de noche constituyen una combinación peligrosa para el cuerpo, que tiene escasa oportunidad de recuperarse de las horas de mayor calor.

Las olas de calor también suponen una presión mayor para la agricultura, el aprovisionamiento de agua, para el suministro eléctrico y el transporte.

“Estas olas de calor en Oriente Medio, en Asia y el sureste de EUA están ocurriendo en partes del mundo que son naturalmente calientes, pero el cambio climático causado por los humanos también está llevando a que sean más frecuentes e intensas”, comentó Nullis.
 

Lee también

Comentarios