Al banquillo campaña de Rousseff y Temer

Brasil podría quedarse sin presidente en caso de comprobarse donaciones ilegales.
Enlace copiado
Enlace copiado
Brasil se prepara para un nuevo capítulo en su convulsa vida política, que comienza este martes, cuando la Justicia Electoral empiece a juzgar supuestas irregularidades de la campaña en 2014 de la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer.

En manos de los siete miembros del Tribunal Superior Electoral estará la decisión que puede anular la victoria en las urnas de esa fórmula en octubre de 2014, lo que supondría que Brasil volvería a perder a su presidente, ahora Michel Temer, tras la destitución de Rousseff en agosto pasado, por irregularidades fiscales.

La corte analizará denuncias referidas a supuestas “donaciones” recibidas para la campaña electoral, que habrían tenido como origen la red de corrupción que operó en Petrobras y concretamente al grupo Odebrecht, implicado en esa trama. Por paradojas de la política y los propios tiempos que corren en el país, la denuncia fue formulada por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), cuyo candidato presidencial Aécio Neves perdió las elecciones de 2014 por tres puntos.

Lee también

Comentarios

Newsletter