Al menos cien civiles muertos en varios combates

Mientras, miles siguen atrapados en zonas de conflicto disputadas con yihadistas afines al Estado Islámico.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hasta un centenar de civiles han muerto la última semana en el fuego cruzado entre el ejército de Filipinas y yihadistas afines al Estado Islámico (EI) en la sureña ciudad de Marawi, conforme a una estimación oficial revelada ayer.

“Según las informaciones que nos llegan de las zonas tomadas por los terroristas, creemos que el número de bajas civiles rondaría el centenar”, declaró a Efe el portavoz del Comité de Gestión de Crisis de la provincia de Lanao del Sur, Zia Alonto Adiong.

El portavoz, que en una rueda de prensa previa había omitido esta información, explicó que se trata de una estimación a partir de diversas fuentes, principalmente llamadas de teléfono y mensajes a las autoridades de los aproximadamente 2,000 civiles aún atrapados en las áreas controladas por los yihadistas.

Hasta ahora, las Fuerzas Armadas de Filipinas solo han reconocido 19 muertes de civiles y han atribuido todas ellas a asesinatos del Grupo Maute –organización filipina afín al EI–, que ha sembrado el terror en Marawi desde el martes de la semana pasada.

Los combates siguen en la capital de Lanao del Sur (Mindanao Musulmán) con continuos bombardeos, ataques aéreos y operaciones terrestres “casa por casa” del ejército que trata de hacerse con los tres barangays (barrios) todavía en poder de los terroristas en pleno centro de la ciudad. Los civiles también se están viendo afectados por los bombardeos, ya que se trata de zonas urbanas no muy grandes.

Lee también

Comentarios

Newsletter