Lo más visto

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Algunos recién se habían graduado, otros buscaban sobresalir en EUA y otros sólo acompañaban a sus amigos. Muchos países han condenado el acto y han ofrecido diversos eventos para recordar a las víctimas de la que se considera la peor masacre en la historia de los Estados Unidos.
Enlace copiado
Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Amigos y familiares recuerdan a las víctimas de la masacre en Orlando

Enlace copiado
A continuación, presetamos unas breves historias y recuerdos de algunas de las casi 50 víctimas que murieron en la masacre en el club nocturno la noche del pasado sabado 11 de junio:
 


Gertrude Merced dijo que aunque su corazón está destrozado por la muerte de su hijo Enrique Ríos, de 25 años, ella ya ha perdonado al agresor armado. Ríos, que vivía en Brooklyn, se encontraba en Orlando para celebrar el cumpleaños de un amigo.
 
"No estoy enojada contra el hombre armado. Estoy furiosa por la situación. Voy a extrañar para siempre a mi hijo... Pero me queda la esperanza de volverlo a ver algún día", dijo Merced a la prensa mientras salía con sus maletas de su departamento en Nueva York para dirigirse a Florida. Parientes y amigos dijeron que Ríos era una persona con determinación, siempre ayudaba a otros y tenía un corazón de oro.
 


A Brenda Lee Márquez McCool, de 49 años, le gustaba bailar tanto que iba a clubes nocturnos con su hijo de 21 años. Ambos estaban en el Pulse. Ella murió y su hijo, Isaiah Henderson, sobrevivió, le informó Khalisha Pressley al noticiero NBC News.
 
"Siempre fue genial, pero una verdadera mamá al final del día. La persona más linda y amorosa en el mundo", dijo Pressley de su madre, quien sobrevivió dos veces el cáncer y tenía 11 hijos.
 


A Frank Hernández, de 27 años, le encantaba la moda y vivía para comprar las mejores prendas en Calvin Klein o Armani.
 
"Tenía lo mejor de todo, lo más caro", dijo Jessica Leal, de 19 años, una de sus cinco hermanos. Gerente en una tienda Calvin Klein en Orlando, Hernández creció en el valle Rio Grande de Texas, cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, y llevaba tres años viviendo en el centro de Florida.
 


Luis Daniel Wilson León, de 37 años, casi no hablaba inglés cuando se mudó de Puerto Rico a Florida en 2004, pero no lo frenó la barrera idiomática. Rápidamente aprendió inglés, consiguió trabajo y con el tiempo conoció a su pareja, Jean Carlos Méndez Pérez, de 35 años, quien también murió.
 
Su amigo de toda la vida Daniel Gmys Casiano lo describió como protector y confidente. Ambos crecieron en un pequeño pueblo y cuando Gmys Casiono se mudó a Estados Unidos, Wilson León le dio trabajo en una zapatería.
 
 


Joel Rayón Paniagua, de 32 años, llegó a Orlando de México a principios de la década de los 2000 en busca de una mejor vida.
 
"Llegamos porque aquí en Estados Unidos hay muchas oportunidades y huíamos porque en nuestro país había mucho crimen, violencia y muerte... pensamos que sería más pacífico aquí", dijo su primo José Paniagua al periódico Newsday.
El albañil tenía la intención de reunirse con amigos para otra noche de baile en el Pulse, algo que le encantaba hacer, dijo su amiga Lorena Barragán al Orlando Sentinel.
 


Ángel Candelario Padró, de 28 años, se mudó a Orlando desde Chicago para estar más cerca de su familia. Enfermero y miembro de la Guardia Nacional, pronto halló un nuevo trabajo y ser querido.
 
"Era un chico humilde, un buen estudiante. Le gustaba trabajar y no era muy fiestero", dijo su tía Leticia Padró a Univisión. El novio de Calendario Padró, quien recibió varios impactos de bala, le dijo que tras escuchar los varios disparos volteó hacia Candelario Padró para ver si estaba bien. "Le dijo que estaba bien pero al instante cayó al suelo", dijo Padró.
 


Al principio, Luis Omar Ocasio Capo le pareció rebelde y contestatario para Claudia Mason, una empleada de 70 años que trabajaba con "Omar" en una cafetería Starbucks dentro de la tienda Target en Kissimmee.
 
Sin embargo, al conocerlo mejor, Mason se dio cuenta que su joven colega "era muy extrovertido", dijo la mujer. "Lo que definía su personalidad definitivamente era su sentido del humor". "Se llevaba bien con todo el mundo, así fuera joven, viejo, hombre, mujer, gay, heterosexual, a Omar eso no le importaba".
 


Peter O. González Cruz, de 22 años y a quien todo el mundo llamaba "Ommy" era siempre el centro de atención. "Peter dejaba huella donde sea que iba. Era una persona feliz. Si Peter no iba a una fiesta, la gente no quería ir", recordó su tía, Sonia Cruz.
 
Cruz dijo que tenía las llaves del auto de su sobrino y que iba a recoger el vehículo la mañana del domingo. Estaba estacionado en el Wendy's al otro lado de la calle del club, uno de muchos vehículos de víctimas que la policía se reservó para sus investigaciones.
 


Edward Sotomayor, de 34 años, era un hombre amable y enérgico conocido por vestir un sombrerito de copa en sus viajes de crucero, dijo David Sotomayor, quien reveló que ambos se enteraron de que eran primos al conocerse en un festival gay de Orlando hace unos 10 años.
 
David Sotomayor, quien vive en Chicago, dijo a The Associated Press el domingo que Edward trabajaba para una empresa que organizaba viajes de crucero para gente gay y que con frecuencia viajaba para promocionar a la compañía. "A uno nunca se le ocurre que esta será la última vez que se van a hablar", expresó David Sotomayor. "Es desgarrador saber que estas son cosas que pueden pasar en cualquier momento".
 


Juan Ramón Guerrero, de 22 años, le dijo a su primo Robert Guerrero que era gay hace aproximadamente dos años, pero estaba preocupado sobre cómo reaccionaría su familia. No dijo nada sino hasta comienzos de este año y cuando lo hizo "fueron muy comprensivos", relató Guerrero, de 19 años. "Mientras él fuera feliz, ellos no tenían problema".
 
El domingo por la mañana, tras enterarse de que mucha gente murió en el club nocturno Pulse que su primo solía frecuentar, Robert empezó a preocuparse. Horas más tarde sus temores se volvieron realidad, cuando se le informó a la familia que Juan Ramón estaba entre las víctimas. "Era una persona asombrosa, para mí era como un hermano mayor", dijo Robert. "Nunca le gustaba salir de fiesta, prefería quedarse en casa y cuidar sus sobrinos".
 
 


La madre de Stanley Almodóvar III le había preparado una salsa especial, con queso y tomate, para que comiera cuando regresara luego de haber salido durante la noche.
En lugar de ello, Rosalie Ramos recibió una llamada telefónica a las 2 de la mañana en la que le informaron que algo malo había ocurrido.
 
Ramos dijo al Orlando Sentinel que su hijo, un técnico de farmacia de 23 años de edad, colocó una foto suya en Snapchat de él mismo cantando y riendo camino al club nocturno. "Ojalá yo tuviera ese video para poder recordarlo para siempre", dijo la madre al diario.
 


José Honorato envió el domingo un mensaje sencillo y cordial a la página de Facebook de su hermano: "Ven a casa, hermano, te espero".
 
Miguel Honorato no sobrevivió a la matanza. Tenía 30 años y tres hijos, entre ellos uno de 1 año y otro de 2. Era gerente de cuatro restaurantes en el centro de Florida y dirigía además una empresa de catering. Siempre dejaba de hacer lo que estuviera haciendo para ir en ayuda de su familia, que incluía a siete hermanos.
 


Leroy Valentin Fernandez había conseguido hace poco empleo como agente de arrendamiento en un complejo de apartamentos en Orlando, dijo su amiga Jennifer Rodríguez. "Por fin había encontrado un trabajo que le gustaba. Se hacía cargo de su madre", agregó.
 
Él era su estilista y se había convertido en uno de sus mejores amigos, dijo Rodríguez. "Era como un hermano", afirmó. "Era muy animado y siempre estaba feliz".
 


Jonathan Camuy, de 25 años, se mudó al centro de Florida desde su natal Puerto Rico para trabajar en la cadena de televisión en español Telemundo.Formaba parte del equipo de producción de "La Voz Kids", un programa de talentos para cantantes jóvenes que se transmitía por cuarta temporada.
 
"Jonathan era una persona extremadamente trabajadora, llena de vida, entusiasta y con gran personalidad", dijo la cadena en un comunicado. "Se le extrañará profundamente". Camuy también era activo en la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, que lo describió como "uno de nosotros" en un comunicado sobre su muerte.
 
 
FOTO
Anthony Luis Laureano Disla, de 25 años, comenzó a bailar desde los 10 años y era hábil para cualquier ritmo, desde salsa hasta música de salón, dijo su prima Ana Figueroa.
 
Figueroa declaró al periódico Orlando Sentinel que él le envió el sábado un mensaje de texto en el que la invitaba a salir para una noche de baile en el club nocturno Pulse. Ella respondió que estaba muy cansada. "Quiero que la gente recuerdo a Anthony como alguien que era muy feliz y muy amable", dijo Figueroa. "Esto es simplemente devastador para nuestra familia y sus amistades".



El lunes de la semana, Akyra Murray, que cumplió 18 años en enero, se graduó como tercera en su clase de 42 alumnos en la secundaria West Catholic Preparatory High School en Filadelfia. Para celebrar su graduación, Akyra, sus padres y su hermana de 4 años viajaron a Orlando para pasar unas vacaciones familiares. El sábado, Murray dijo a sus padres que quería divertirse en el centro de Orlando. La dejaron en el Pulse a las 11:30 del sábado en la noche.
 
Alrededor de las 2 de la mañana, Akyra Murray envió un mensaje de texto a su madre, en el que le decía que ella y su prima querían que las recogieran. Dijo que hubo un tiroteo. Momentos después, sonó el teléfono.
 
Murray dijo que su hija se había escondido en uno de los cubículos individuales de los baños y que su brazo sangró durante horas sin que recibiera atención médica.
Akyra Murray solicitó a su madre que llamara a la policía y enviaran ayuda.
Jamás volvieron a conversar. "Fue devastador", declaró Natalie Murray.
 
 

Tags:

  • eua
  • orlando
  • matanza
  • homosexuales
  • bar gay
  • omar mateen

Lee también

Comentarios