Lo más visto

Apertura hacia Cuba peligra con Trump

Tras dos años y pese a los avances, el cambio de administración podría traer serios retrocesos en las relaciones EUA-Cuba.
Enlace copiado
Cambios.  Un cubano ondea la bandera de EUA, en marzo pasado, cuando el presidente Barack Obama, promotor de la apertura, visitó la isla.

Cambios. Un cubano ondea la bandera de EUA, en marzo pasado, cuando el presidente Barack Obama, promotor de la apertura, visitó la isla.

Apertura hacia Cuba peligra con Trump

Apertura hacia Cuba peligra con Trump

Enlace copiado
Dos años después del inicio de la histórica normalización entre EUA y Cuba, el gobierno del presidente Barack Obama asegura que ha hecho todo lo posible para sellar la apertura y advierte a su sucesor, Donald Trump, de los riesgos de dar marcha atrás.

El 17 de diciembre de 2014, Obama y su homólogo cubano, Raúl Castro, anunciaban al mundo un acuerdo que se ha traducido en aumentos de viajes, intercambios, negocios y remesas entre los dos países, la reapertura de las embajadas tras más de medio siglo de enemistad y el colofón de la histórica visita del mandatario estadounidense a la isla en marzo pasado.

En octubre, Obama emitió una directiva presidencial para sellar su política de apertura hacia Cuba y hacerla “irreversible”, confiado entonces, como la mayoría de los estadounidenses, en que la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ganaría las elecciones y daría continuidad, como había prometido, a la normalización con la isla.

Sin embargo, las elecciones las ganó Trump, quien en las primarias republicanas había mostrado una postura más abierta que sus rivales respecto a Cuba, pero amenazó tras la muerte de Fidel Castro a finales de noviembre con poner fin a la normalización a no ser que el gobierno de la isla firme con él “un acuerdo mejor”.

Según explicó entonces un portavoz, Trump exigirá a Cuba “la liberación de los presos políticos, el retorno de los fugitivos de la Justicia estadounidense y también la libertad política y religiosa para todos los cubanos que viven bajo opresión”.

Para Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, dar marcha atrás en el proceso de apertura hacia Cuba de los últimos dos años sería “increíblemente dañino” para Estados Unidos y también para los cubanos, además de “impopular”, según comentó esta semana en una conferencia telefónica con periodistas.

Lee también

Comentarios