Lo más visto

Más de Internacionales

Argentina define escenario político en elecciones primarias

Más de 32 millones de ciudadanos argentinos han sido convocados hoy a las urnas para elegir candidatos a presidencia, vicepresidencia, diputados y senadores nacionales.
Enlace copiado
Ambiente electoral. Vallas con propaganda electoral llenaban las calles del centro de Buenos Aires en vísperas de una pugna que posiciona como favoritos a dos políticos de la era de Carlos Menem.

Ambiente electoral. Vallas con propaganda electoral llenaban las calles del centro de Buenos Aires en vísperas de una pugna que posiciona como favoritos a dos políticos de la era de Carlos Menem.

Argentina define escenario político en elecciones primarias

Argentina define escenario político en elecciones primarias

Enlace copiado
Argentina celebrará hoy elecciones primarias que definirán el escenario electoral de cara a los comicios del 25 de octubre, en las que el peronista Daniel Scioli y los opositores Mauricio Macri y Sergio Massa aspiran a la presidencia luego de 12 años de gobierno kirchnerista.

Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) representarán un gran sondeo nacional, al margen de su función de oficializar las candidaturas y resolver las internas partidarias en los casos de agrupaciones con más de un postulante.

Mostrarán cómo se posicionan Scioli y el alcalde porteño y precandidato del partido de centroderecha (Propuesta Republicana), Mauricio Macri, su principal contendiente en los sondeos preelectorales en la carrera por la Casa Rosada, luego de una campaña marcada por el debate económico y denuncias de corrupción y narcotráfico.

La principal incógnita está centrada en si el gobernador de la provincia de Buenos Aires y precandidato presidencial del Frente para la Victoria (FpV) kirchnerista, Daniel Scioli, puede obtener un caudal de votos que le garantice proyectar el triunfo en primera vuelta en los comicios dentro de dos meses y medio. El sucesor de Cristina Fernández de Kirchner, que en diciembre pondrá fin a su segundo período presidencial consecutivo, necesitará en octubre el 45 % más uno de los votos, o un 40% y 10 puntos porcentuales de ventaja sobre su más cercano contendiente. En caso contrario, se realizará una segunda vuelta el 22 de noviembre.

Macri, que gobierna la capital argentina desde 2007, deberá en tanto refrendar su candidatura en la interna del frente Cambiemos en la que compite con el radical Ernesto Sanz y Elisa Carrió, de la Coalición Cívica.

Tanto Scioli como Macri buscan la polarización del voto de los 32,037,323 ciudadanos convocados a las urnas, mientras que el peronista disidente Sergio Massa, relegado al tercer puesto, pretende como precandidato de Una Alianza Alternativa (UNA) romper ese esquema y remontar en las primarias para posicionarse en octubre y buscar un lugar en una eventual segunda ronda.

Quince fórmulas presidenciales se presentarán a las primarias. Tres alianzas definirán sus candidatos en interna, mientras que seis coaliciones tendrán una fórmula única y solo deberán superar el 1.5 % de los votos emitidos para quedar habilitados para disputar las elecciones generales de octubre. El mínimo dispuesto puede sin embargo convertirse en un listón quizás demasiado alto para al menos seis agrupaciones menores y también podría costarle caro a la izquierda, que acude a estos comicios ultrafraccionada.

En estas primarias se oficializarán los candidatos para presidente y vicepresidente de la Argentina, 130 bancas de diputados nacionales (sobre un total de 257) y 24 de senadores nacionales (sobre un total de 72) que se renuevan en diciembre. También los postulantes a 43 escaños en el Parlamento del Mercosur (Parlasur) y a las gobernaciones de 11 provincias y sus legislaturas.

Las primarias tendrán en la provincia de Buenos Aires una de sus principales contiendas políticas. El distrito representa el 37 % del padrón nacional de votantes y es determinante a la hora de definir al presidente argentino.

Allí se libra ahora una intensa pelea entre los dos precandidatos a gobernador del FpV, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez.

Lee también

Comentarios