Arkansas ejecuta al primer preso en 12 años

La pena fue pospuesta por recursos que fueron negados.
Enlace copiado
Enlace copiado
El estado de Arkansas, que generó una gran polémica en Estados Unidos por la intención de aplicar la pena capital a ocho condenados de muerte en un lapso de pocos días, ejecutó ayer al primero de ellos, después de que se rechazó varios recursos de última hora, informaron medios.

“Esta noche, la sentencia legal de un jurado que ha sido aprobada por los tribunales pese a décadas de recursos ha sido aplicada”, dijo la fiscal general de Arkansas, Leslie Rutledge, en un comunicado publicado en Twitter tras la ejecución.

El preso Ledell Lee, de 51 años y que había sido condenado por asesinar a su vecina Debra Reese en 1993, fue ejecutado con una inyección letal en una prisión estatal en la ciudad de Grady, según indicó el periódico Arkansas Democrat Gazette. Fue la primera ejecución llevada a cabo en Arkansas desde hace 12 años.

“Rezo por que esta ejecución legal proporcione descanso a la familia Reese”, añadió Rutledge.

La ejecución de Lee estaba originalmente fijada para la tarde del jueves, pero fue retrasada hasta en dos ocasiones por diferentes pugnas legales por el método de ejecución, pero fueron denegados.

Antes, la Corte de Arkansas había aprobado el uso de bromuro de vecuronio, una de las tres drogas que conforman el coctel letal. El distribuidor acusó al estado de haber comprado el medicamento fingiendo querer utilizarlo con fines médicos.

Lee también

Comentarios

Newsletter